Entrevista a Jorge Mella: El pintor que va al rescate de la identidad del Norte

Tocopillano de nacimiento, arquitecto de profesión y emprendedor, pero con alma y visión de artista plástico. Jorge Mella, ha dedicado parte de su vida a la pintura, incorporándola a los diferentes aspectos de su vida, y ahora, desde hace casi dos años, se encuentra preparando lo que será su primera exposición que pretende rescatar la esencia de nuestro norte.

Su obras se inspiran en la belleza del desierto y en su riqueza histórica donde, a partir de muchos esfuerzo y sacrificio, se ha forjado una historia llena de sol, mar y riquezas mineras. Jorge sabe que su aporte es importante para la construcción de identidad en una zona cada vez más poblada por inmigrantes de todas partes del país y el extranjero.

Además de pintor, carrera que ha ido forjando desde pequeño y de manera autodidacta, Jorge Mella es uno de los dueños del restaurant “De Antaño” donde es posible ver parte de su obra. En esta entrevista, nos cuenta su afición por el arte, sueños y proyectos pictóricos que espera concretar en los próximos meses.

¿Cómo nace esta afición por la pintura?

Como niño chico uno siempre tiene algunas aptitudes pero no son importantes pues fue en la universidad donde partí haciendo retratos a artistas, mientras estudiaba arquitectura. En realidad mi pasión era el arte, pero en ese tiempo uno no postulaba a esas carreras, la familia te decía que siguieras algo más rentable, entonces uno al final siempre toma otro camino que no es lo que uno quiere y, aunque ahora yo tenga negocios, todas las tardes trato de dedicarle tiempo a la pintura. Ya no tanto dibujar, porque encuentro que el oleo tiene un poco más de carácter, más fuerza y producir más sensaciones con las pinturas.

Cuando partiste en esto ¿Cuáles eran tus referentes y los que finalmente te inspiraron a seguir el camino del arte?

La sensibilidades en todo lo que es antiguo y sobre todo lo que es “nortino”. Me llama mucho la atención aquello que está despedazado o cosas que con el tiempo se han deteriorado, pero donde uno puede encontrar cosas muy bellas, no una chatarra, sino que algo que haya marcado con el tiempo y eso llevarlo a la temática que estoy buscando.

Entonces tienes una intención de rescatar esas cosas que están algo escondidas para el común de la gente…

Por supuesto, cuando la gente ve algo viejo lo desecha. Pero en realidad hay cosas muy bellas que están dentro de lo viejo. Cuesta encontrarlas,  porque en general la línea es remodelarlas, pero no siempre se hace de buena forma. Entonces mi idea es buscar la esencia de lo antiguo  y mostrarlo tal cual es, no disfrazado.

En esta misma línea ¿cuándo empiezas a visualizar que tus obras siguen un patrón determinando?

Hace más de año y medio cuando comencé a pintar por ejemplo trenes, la estación Baquedano, Chacabuco, y buscando a través de la fotografía, herramienta que utilizo para buscar las temáticas me di cuenta que ya tenía un concepto que me interesaba explotar. Ahí me lo empecé a tomar mucho más en serio, porque ya es una pasión buscar las temáticas y luego empezar a concretar estas pinturas que darán vida a esta muestra.

¿En qué momento te das tiempo para pintar, considerando que la vida del empresario es bastante movida?

Es difícil hacerse el tiempo para pintar. Yo creo que en todo momento que se puede considerar “libre”, en momentos de pausa que uno tiene en su trabajo formal, siempre estas pensando en la temática que estas buscando. Por ejemplo, aprovechando un fin de semana, fui a Tocopilla con mi cámara fotográfica para buscar lo que me interesa mostrar de esa ciudad, que puede ser un poco la pobreza, las casas abandonadas, las casas antiguas de fierro del ferrocarril, que muestran la esencia lo que está viviendo Tocopilla. En esos momentos libres entonces, uno sigue trabajando, como si fuera un sueño, y ese sueño es el que se plasma en las pinturas.

¿Cómo se complementa tu faceta empresarial con la de artista?

Yo creo que tener un negocio te ayuda más para vivir pues hay que ser realistas y decir que el arte no te da para vivir. Entonces lo que se complementa es no sentirte como que estas haciendo algo que no lo podrías seguir haciendo si no tienes dinero, pero no dinero para ser millonario, sino que para concretar las cosas que tu quieres hacer. En estos momentos de mi vida yo creo que es eso.

Además, he aprovechado mis negocios para mostrar mis obras. La gente observa lo que está colgado en las paredes. Por eso en estos momento, el arte no se justifica como para vivir de él, pero sí se justifica para exteriorizar lo que vas sintiendo y lo que quieres mostrar.

¿Cuál es la reacción que has podido recoger de la gente respecto a las obras que has pintado hasta ahora?

Son cosas que me incentivan para seguir pintando, porque de verdad la gente se queda mirando los cuadros y no se imaginan que el autor está ahí mismo.

¿Cuáles son los anhelos del Jorge Mella Pintor?

Mi principal anhelo hoy por hoy es concretar una exposición, la cual tengo muy avanzada, y poder mostrarla a la comunidad en alguno de los centros de exposición con los cuales cuenta Antofagasta.

El uso de los medios sociales ha sido importante para la difusión de las obras de Jorge Mella, quien dispone de diversas redes sociales para mostrar de manera virtual parte de sus obras. “Las herramientas de internet han sido muy importantes en esta etapa ya que he podido recoger los comentarios y opiniones de mucha gente que te van incentivando a seguir pintando”.

Si quieres conocer más de este artista tocopillano, puedes revisar los siguientes links:

Blog

http://jormellapintor.blogspot.com/

Fan Page Facebook

https://www.facebook.com/Jormella.pintor

Flickr

https://www.flickr.com/photos/[email protected]/