Cine latinoamericano en San Sebastián

Este fin de semana arrancó el 61 Festival Internacional de Cine de San Sebastián, el más importante de las muestras de cine que se celebran en España y del conjunto de países de habla hispana.

Un año más, este Festival  reafirma su apuesta por el mejor cine latinoamericano producido a lo largo del año. La programación de «Horizontes Latinos» incluye once producciones provenientes de Argentina, México, Chile, Brasil y Uruguay. Una selección de notables películas que han competido o han sido presentadas en importantes festivales internacionales.

El director del certamen, José Luis Rebordinos, apuesta por  el cine en español como puntal distintivo del festival que dirige y asegura que quiere «ser la puerta de entrada a Europa del cine latinoamericano». Una muestra de ello es la lucha titánica por consolidar el foro de coproducción entre Europa y América Latina que comenzó el año pasado y que en esta edición pasará de los dos a los tres días de duración.

En esta 61ª, tres filmes latinoarmericanos estarán presentes en la sección oficial : Futbolín, película de animación del argentino Juan José Campanella, , que se proyecta fuera de concurso, y dos que si pelearán por el galardón Concha de Oro, Pelo malo, un filme venezolano de Mariana Rondón, que está producido, dirigido e interpretado, en su mayor parte, por mujeres, y Club Sandwich, largometraje mexicano de Fernando Eimbcke.

En Horizontes Latinos habrá para todos los gustos y géneros (ver todas las películas aquí). Las películas seleccionadas compiten por el Premio Horizontes, que será fallado por un jurado específico y está dotado con 35.000 euros, de los cuales 10.000 euros están destinados al director de la película ganadora y los 25.000 restantes al distribuidor en España. En esta sección compite la ópera prima del director chileno Matías Rojas Valencia, Raíz.

Captura de pantalla 2013-09-22 a la(s) 14.44.15En la sección Nuevos Directores  también encontramos una producción  hispano-chilena El árbol magnético, de Isabel Ayguavives.