¿La carga se arregla en el camino?

Una bomba de tiempo que poco a poco empieza a detonar. Las carreteras concesionadas de la Región de Antofagasta, tanto la Ruta 1 a Mejillones como la que une la capital Regional con Calama significan un avance vial sustancial para los habitantes, pero el costo que se deberá pagar es bastante alto y recién estamos viendo las consecuencias.

La toma de caminos de este lunes 23 de septiembre, donde camioneros bloquearon las rutas, abre el debate respecto al cobro de peajes y a los contratos firmados con la empresa privada que permitieron la construcción de estas nuevas autopistas.

Por una parte, el alcalde Calama, Esteban Velásquez, hizo un llamado al Gobierno Regional encabezado por Waldo Mora, a tomar parte en favor de los habitantes de la región, mientras que la intendenta (s), Claudia Meneses, se mostraba sorprendida por el apoyo señalado por el edil.

[blockquote style=»1″]Nos sorprende mayormente las declaraciones de apoyo al movimiento del alcalde de Calama, quien declaró el año pasado, estar totalmente de acuerdo con las carreteras y que era necesaria la seguridad de las mismas, aunque fuera un costo adicional para la ciudadanía.[/blockquote]

Entre estos dime y diretes, ¿qué ocurrió en el camino para terminar en estas movilizaciones?

Un poco de historia

¿Cómo llegamos a esto? En noviembre de 2008, el ministro de Obras Públicas en ese entonces, Sergio Bitar, con reloj de Plaza Colón de fondo, firmó el convenio de Programación de Rutas Concesionadas en la Región de Antofagasta. La actividad no estuvo exenta de polémica, ya que la, en ese entonces recién electa alcaldesa, Marcela Hernando, llegaba acompañada con el diputado Pedro Araya, para entregarle una carta al ministro, oponiéndose al cobro de peajes en las futuras rutas.

[blockquote style=»1″]Los habitantes de la Región de Antofagasta, no queremos ni aceptaremos el cobro de peajes por usar caminos que deben ser financiados por quienes usufructúan económicamente de ellos. Más aún, cuando existen mecanismos de financiamiento alternativos que no tienen un costo para los usuarios, los cuales también hemos propuesto con anterioridad y que tiene relación con la Circular 49 que permite a las empresas privadas participar del financiamiento de grandes obras y descontarlo de sus impuestos.[/blockquote]

La carta, entregada al ministro Bitar, estaba firmada por Marcela Hernando, los diputados Manuel Rojas y Pedro Araya, el senador Carlos Cantero y los recién electos en ese entonces alcaldes de Calama y Sierra Gorda, Esteban Velásquez y Carlos López. En la misma misiva entregada al ministro se señalaba que «sólo la voz del Senador Gómez, tal vez por la lejanía con la región, no se ha manifestado frente al tema». 

Luego de recibir la carta, Sergio Bitar defendió las carreteras concesionadas en la Región de Antofagasta, y señaló que «la carga se va arreglando en el Camino«, por lo que primero había que impulsar la construcción de las nuevas carreteras y luego debatir el precio del peaje.

[blockquote style=»1″]Siempre hay alguien que quiere tener la mejor autopista gratis, y yo también quisiera que me dieran pasajes gratis para ir a París todos los fines de semana, pero no se puede. En todo caso yo voy a acoger este punto de vista, es gente inteligente la que hace esta propuesta, pero ellos entienden que lo mejor que es: ¿discutir ahora un peaje del 2013 o hacemos la obra primero? Hagamos la obra primero y por eso felicito a la región por esto[/blockquote]

En esa oportunidad, las autoridades se comprometieron a cobrar un arancel diferenciado, sin embargo, en la colocación de la primera piedra realizada en noviembre 2010, surgieron las primeras voces de alerta. La Consejera Regional, Sandra Pastene, se mostró sorprendida en la actividad, debido a que en esa oportunidad no se dijo nada respecto al arancel diferenciado,  aunque reconoció que las rutas alternativas no estuvieron contempladas originalmente. (Ver Nota)

El diputado Pedro Araya, señaló en esa ocasión que el proyecto de rutas concesionadas era una muy mala noticia para la Región de Antofagasta, ya que esperaban que por lo menos el actual Gobierno pudiera tener por lo menos una ronda de consulta a al ciudadanía para generar una autopista acorde a las necesidades de la región.

[blockquote style=»1″]Lo que a nosotros nos preocupa de que se pongan peajes en la zona de Antofagasta es que se impida el libre tránsito de las personas. De hecho nosotros estamos estudiando la posibilidad de presentar un recurso de protección con el objeto de obligar al estado a que se construya una ruta alternativa para la gente que no quiera pagar peaje.[/blockquote]

¿Y qué pasó? Las carreteras se construyeron, no hubo vías alternativas y el famoso arancel diferenciado comprometido parece que no se hizo efectivo.

Comentarios pre Twitter

En una época que no existía Twitter y recién Facebook se empezaba a consolidar como red social en nuestro país, encontramos algunos comentarios interesantes de ciudadanos que en 2008 ya se oponían a la construcción de estas carreteras concesionadas.

Un joven Fernando San Román (actual alcalde de Tocopilla) señalaba en 2008 lo siguiente, a propósito de las declaraciones de ministro de ese entonces:

[blockquote style=»1″]Es una vergüenza lo que señala el Ministro. ¿Cómo se le ocurre sacar ejemplos absurdos de viajes a Paris? Esto se trata de nuestro derecho a transitar por las carreteras de la región más rica de Chile, recursos que no vemos, porque la slaud, educación y otros derechos, siguen siendo miserables. Hay que formar un gran movimiento. Hay que luchar.[/blockquote]

La excandidata Pepa Barros, señalaba lo siguiente:

[blockquote style=»1″]LLegó el momento de las acciones ; el gobierno central no puede pasar por encima de nosotros con esa falta de respeto, de criterio y de comunicación. Creo que la primera acción es reunir firmas, no sólo en Antofagasta (ciudad) , sino en toda la región. Es inaudito que tengamos que pagar por las carreteras que se destruyen para sacar nuestras riquezas al extranjero. Descentralización ahora!!!![/blockquote]

Arturo Basadre señalaba en 2008 respecto a este tema:

[blockquote style=»1″]El ministro no habla de la vergüenza del Transantiago, y hace caso omiso al subsidio implícito que todos los chilenos provincianos entregamos mensualmente a los habitantes del reino de la región metropolitana son millones de dólares. Nos merecemos buenas carreteras pero no para comprometer recursos de la región por 30 años, es que acaso piensan seguir gobernando, difícilmente si no siguen escuchando a la gente. Si con este modelo apenas se logra las vías concesionadas de Calama Antofagasta Mejillones. y con recursos comprometidos por 30 años la esperanza de pavimentar la ruta 5 entre Antofagasta a Chañaral, creo que los nietos de mis nietos probablemente disfruten de ella, quizás para esa fecha estén obsoletas y no sean necesarias.[/blockquote]

Las rutas finalmente se construyeron, se comenzaron a cobrar los peajes, no hubo vías alternativas y nada de lo dicho se cumplió. ¿Demasiado tarde para reclamar?

 Foto: @INFORMADORCHILE