El Profesor Corazón: Lo dejaron fuera de carrera

0

En TL Antofagasta, abrimos un nuevo servicio a la comunidad, sobre todo para aquellos que sufren de problemas sentimentales. El “Profesor Corazón” atendió en su primera consulta a un afligido “antofagastino”.

Aló?, ¿Profesor Corazón?

Si, aquí el consultorio del Corazón, ¿en que puedo servirle?

-Mire, en realidad estoy muy acongojado y necesitaba conversar mi problema con alguien que entendiera de sentimientos.

Para eso estamos, justamente nuestro espacio es para atender los problemas del corazón de las personas, ¿Cuál es su problema en particular?

-Escuche usted, hasta hace unos días yo era candidato a senador por una región del norte y me dejaron fuera de carrera por oficina, todo por culpa de gente mala leche y que no piensa en el bien de todos.

Verá usted, nuestro consultorio es para atender problemas sentimentales y lo suyo me parece que es una cosa más bien política.

-Es que ese es el problema, quienes me bajaron de carrera no pensaron en mis sentimientos, me hirieron en el corazón y no he quedado nada de bien.

Lo entiendo pero…

-Es que escúcheme, yo tenía todas las expectativas puestas en llegar al parlamento para juntarme con mis amigos, allí están muchos de mis compañeros del colegio, algunos de la universidad, vivimos todos cerca aquí en Santiago, veraneamos en los mismos lugares, nuestras familias son todas amigas, tenemos los hijos en los mismos colegios y nos toca compartir como apoderados, vamos a los mismos lugares, etc, y no me refiero a la gente de mi sector político sino que de todos los sectores y ahora ¿que hago?, el gobierno se acaba ¿y? ¿Vuelvo a ser actor? Yo quería ser parlamentario…

Verá, le insisto, mi consultorio se refiere más a cosas de otro tipo, pero acompañándolo en su sufrimiento creo que la labor de un parlamentario va más bien por el servicio a la región que representan…

-Ay profesor no seamos inocentes, los cargos en el parlamento son para los amigos, así lo hacen todos los partidos, la suerte es que a uno le toque concursar por una región donde sea más cómoda, pero eso se lo dejan los más viejos o antiguos, los nuevos y más jóvenes tenemos que quedarnos con las sobras y a mí justo me toco una región muy conflictiva.

¿Cómo es eso?

-Claro, si estos tipos reclaman por tonteras de regionalismo y que la gente de allá y que los recursos que se producen allá son de ellos y puras tonteras como esa…

Bueno, desde hace tiempo que la gente de regiones está reclamando por sus derechos y creo que uno de ellos es que lo representen sus propias personas…

-Pero profesor de que habla, si en regiones no hay personas preparadas como para estar en el congreso, ¿Qué van a hacer allí? Se van a sentir en corral ajeno, no son familiares ni amigos de todos los que están allí. Imagínese que de donde me bajaron a mí hay un candidato con apellido de roto que ahora quiere ser senador, no es ni abogado ni ingeniero, es…, no me va a creer profesor… es ¡PROFESOR DE EDUCACIÓN FÍSICA!, que horror, se imagina un profe de gimnasia como senador, a que llegaremos en este país…

Un momento, yo también soy profesor y por lo demás me parece que usted no es ni abogado ni ingeniero…

-Profesor no se ofenda, pero usted no pretende llegar al parlamento y si bien yo no soy ni abogado ni ingeniero, yo soy mino, soy super bonito, soy alto, delgado, tengo regia pinta, soy blanquito y de pelo clarito, el otro, es profe de gimnasia y parece tonel de lo gordo que está y usa un bigotito de maestro gasfíter, es un roto de pies a cabeza, como le dije, hasta con apellido de roto. A mí, de puro bonito que soy, me nombran en cargos públicos y por lo demás, yo tengo apellido distinguido y soy amigo de todos los que ya están en el parlamento.

Creo que no estamos llegando a punto alguno, además está comenzando a exasperarme y por lo demás mi campo de trabajo es otro.

-Puchas profe, creí que usted podría ayudarme de este dolor que tengo en mi corazón, ya no seré parlamentario, que es una forma regia de ganar harta plata y trabajando poco, ahora voy a tener que volver a ser actor y rodearme de puros comunistas,… ¡hay! (suspiro), no sé porqué todos los actores son tan rojos, adiós profe, no me ayuda en nada.

Lo siento mucho, no por usted, sino por todos los que tendrán que soportarlo en alguna nueva telenovela…

 N.de. R: Sección de Humor. Cualquier semejanza con la vida es sólo coincidencia.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.