¿Acuerdo para gobernar Alemania?

Después de casi un mes desde que Angela Merkel ratificara su puesto de canciller en Alemania, los alemanes aún no tienen acuerdo para formar equipo de gobierno junto al partido de su líder, la Unión de cristianodemócratas y socialcristianos bávaros (CDU/CSU).

Todo parece indicar que los compañeros de gobierno del CDU/CSU durante los próximos cuatro años serán los socialdemócratas del SPD que tras una reunión ayer en Berlín acordaron iniciar negociaciones formales para formar, por tercera vez en la historia de la república alemana, un gobierno de gran coalición, que debe hacer posible que la primera potencia económica de Europa pueda ser gobernada, como era el deseo de la canciller Angela Merkel, de manera “fuerte y estable”.

Un acuerdo entre las dos grandes coaliciones alemanas que fue posible gracias a concesiones que ambos bandos hicieron en temas cruciales como el salario mínimo y los impuestos. Mientras que el CDU/CSU aseguró que no se oponía a legislar para introducir un salario mínimo interprofesional en todo el país de 8,50 euros la hora, un tema que los socialdemócratas consideraban crucial para poder configurar un acuerdo, el SPD se mostró dispuesto a aceptar que se mantengan las subvenciones a las familias que renuncian a llevar a sus hijos a la guardería y a descartar su tema preferido: subir los impuestos, una medida que era rechazada por los democristianos.

Las negociaciones comenzarán posiblemente la próxima semana y esperan que no se extiendan mucho en el tiempo, aunque la ronda no tiene limitación en el tiempo. En 2005, ambas fuerzas políticas tardaron 4 semanas en llegar a un acuerdo, también con Merkel como protagonista.