Descontando los días hasta el 17 de octubre

Tras las intensas negociaciones durante todo el fin de semana, el entendimiento entre el Gobierno de Obama y los republicanos no ha sido posible. El Senado, gracias a los 45 votos republicanos que no permitió a los demócratas alcanzar los 60 necesarios para someter su propuesta a debate, rechazó la proposición y el 17 de octubre, día en que se alcanzará el techo de la deuda y Estados Unidos entraría en suspensión de pagos se acerca.

Los senadores republicanos se dividen en dos bandos, los que se oponen a elevar el techo de la deuda a no ser que el presidente Obama acepte modificar por adelantado las partidas presupuestarias para los programas de ayuda social, y los moderados. Entre estos se ha hecho circular una propuesta bipartidista de la senadora republicana Susan Collins y el demócrata Joe Manchin que aumentaría el techo de la deuda hasta enero y pondría fin al cierre parcial de la Administración.

El demócrata Dick Durbin, ya ha advertido que los mercados podrían comenzar a hundirse de seguir con el cierre de la Administración, algo que tilda de irresponsable. Por su parte, la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde,  también ha hecho hincapié en este problema, asegurando que si Estados Unidos sucumbe a la suspensión de pagos, la economía mundial se vería abocada a una «interrupción masiva».