Felicidad para Venezuela

El gobierno de Nicolás Maduro está sumando puntos para superar con creces al de su antecesor Hugo Chávez, aún cuando muchos no creían eso posible. Tras silenciar a los medios que hablan del desabastecimiento del país, crear el día de la lealtad a Chávez o aumentar el control de divisas de los viajeros que salgan de Venezuela, ahora  ha decidido crear el Viceministerio para la Suprema Felicidad Social del Pueblo Venezolano. La nueva instancia supervisará los programas sociales llamados Misiones, creados en 2003 gracias a la estrecha relación entre Caracas y La Habana.

Una institución en honor de Hugo Chávez y del libertador Simón Bolívar que será  una gran oficina de beneficencia con un mando centralizado, donde cursen reclamos y necesidades de los venezolanos más vulnerables y el Gobierno tenga claro a quién pedir cuentas. Un proyecto que el propio Chávez iniciara tras una reunión con Fidel Castro en 2003.

Como se recoge en el diario español El País, las Misiones son la gran fortaleza clientelar del chavismo y por esa razón el gobierno quiere reforzarlas en plena crisis de abastecimiento. A través de esos programas, por ejemplo, se brinda atención médica a las comunidades más humildes, se ofrece oportunidades de estudios o se atienden a los ancianos y a las personas con discapacidad.