¿La España de la recuperación o de más recortes?

Para entender cuál es la situación económica de España sólo hace falta ver los Presupuestos para el año 2014 que ha presentado esta semana el Gobierno de Mariano Rajoy y que se debatirán en un Congreso con mayoría absoluta para el Partido Popular.

chart

El Gobierno los ha vendido como los «primeros presupuestos de la recuperación», pero lo que se ve en realidad, es más de lo mismo de los últimos años. Y es que la mayoría de las partidas están destinadas a pagar los subsidios de paro (que se prevé que baje del 26’7% al 25’9%) y de jubilación (127.483,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,9%).

El paro es alarmante en España, pero la cifra que preocupa es que el 27% de los hogares españoles  se mantiene con el dinero de las pensiones de sus mayores, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Según explica el presidente de Unión Democrática de Pensionistas, Martín Pindado, «el colectivo de mayores, que somos el 18% de la población del país, más de ocho millones de pensionistas, está evitando un estallido social porque hay familias que no tienen más ingresos que la pensión del abuelo y con eso están pagando hipotecas y el resto de los gastos diarios».

Pero la cosa no acaba ahí, si las partidas para el desempleo y las pensiones ocupan un 8’38% y 35’95%, respectivamente, un 10’32 irá para pagar la deuda pública española, cuya previsión en 2014 es del 100%. La emisión bruta de deuda del Estado español ascenderá en 2014 a unos 243.888 millones de euros, desde los 207.174 millones de euros presupuestados para 2013. El Tesoro estima que los pagos por intereses de la deuda del Estado alcanzarán los 36.590 millones de euros en 2014.

Estas tres partidas se comen más de la mitad del presupuesto, dejando un 45’35% para el resto de gastos. Y es aquí precisamente donde comienza el descontento de la sociedad:

  • La Iglesia se llevará mensualmente 13,2 millones de euros a la Iglesia católica durante el año 2014 (158,4 millones de euros al año), algo que no gusta mucho a los que defienden que España es un país aconfesional y por tanto con libertad de culto. El Estado entrega este dinero a la Iglesia como anticipo del dinero que previsiblemente le entregarán los contribuyentes que marquen la casilla de la Iglesia del IRPF por la que otorgan el 0,7% a la institución, según los datos recogidos en los Presupuestos Generales del Estado para el 2014.
  • La Monarquía recibirá 7’75 millones, casi dos millones menos que el año pasado, pero en un momento en que no atraviesa su mejor momento entre la opinión pública española.
  • Y los partidos políticos aumentan su partida un 27,9%, al pasar de los 66,2 millones de 2013 a los 84,7 del próximo ejercicio. Y es que 2014 es año de Elecciones Europeas. Algo que tampoco ha gustado mucho.
  • La Cultura vuelve a sufrir un nuevo revés económico, ya que cine y teatro ven sus partidas nuevamente reducidas (y con el IVA en el 21%) y la Radio Televisión pública (RTVE) mantiene su recorte,  recibiendo 292,74 millones de euros.
  • Educación parece la más benefiada en estos presupuestos, aunque tiene una doble lectura: por un lado se aportará más en becas, pero menos en la Educación Secundaria.
  • Y mientras el presupuesto aumenta para el Banco de España, caen las inversiones autonómicas (España se divide en 17 Comunidades Autonómas)
  • Más partidas desconocidas en El Huffington Post.

Las críticas a estos Presupuestos de los que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, se mostraba orgulloso no se dejaron esperar en las redes sociales: