La tragedia de Lampedusa

Cientos de inmigrantes ilegales pierden la vida cada año tratando de alcanzar las costas españolas e italianas. La última ha sido el naufragio de Lampedusa, isla italiana, donde han fallecido, al menos, 200 personas y, según AFP, podría haber hasta 200 desaparecidos. Los supervivientes ascienden a 150.

El barco salió de las costas de Libia con aproximadamente 500 viajeros que procedían de Eritrea y Somalia y a bordo iban unos 30 menores y también mujeres embarazadas.

La alcadesa de Lampedusa, Giusi Nicolini, afirmó que «se trata de una tragedia inmensa«, sobre todo después de escuchar alguno de los testimonios de los supervivientes, que aseguran que tuvieron que incendiar la barcaza en la que viajaban para poder se localizados.

Este hecho provocó que parte del pasaje tuviera que lanzarse al mar para salvar su vida. Los supervivientes también le hicieron saber a la alcadesa de la isla que algunos pesqueros pasaron de largo sin ayudarles. Nicoli aseguró que «si esto es cierto, habrá que aclararlo».

También tuvo palabras para el primer minitro Italian, Enrico Letta: “El mar está lleno de muertos. Venga aquí a mirar el horror a la cara. Venga a contar los muertos conmigo”.

El Gobierno Italiano ha decretado un día de luto y las autoridades han solicitado ayuda por parte de Europa para poner fin a una tragedia que desde 1990 ha acabado con la vida de más de 8.000 personas que huyen del continente africano.

El que más alto ha alzado la voz ha sido el Papa Francisco qeu ha asegurado, «se me viene la palabra vergüenza. Es una vergüenza”
1380791363_913633_1380836997_sumario_grandeFuente imagen: elpaís.com