No ganan para sustos

0

Que la tensión en Estados Unidos se puede cortar con un cuchillo es algo más que evidente. Tras el cierre de Gobierno, el enfrentamiento entre las fuerzas políticas , ‘Obamacare‘ y los altercados con armas de fuego que incrementan el debate sobre su uso, ayer tuvieron un nuevo susto. Esta vez en el Capitolio que tuvo que permanecer cerrado durante media hora después de escucharse disparos en sus aledaños.

Tras acordonar la zona del Capitolio y de los aledaños de la Casa Blanca, las autoridades descartaron que el tiroteo fuera un acto terrorista y aseguraron que fue un incidente “aislado”. De acuerdo con las primeras informaciones, parece ser que el incidente comenzó en la avenida frente a la Casa Blanca, cuando una mujer en un vehículo trató de traspasar la barrera de la vivienda presidencial. La mujer fue perseguida por agentes del Servicio Secreto hasta las inmediaciones del Capitolio, lugar donde se produjeron los disparos.

La información ha sido confirmada el por jefe del Servicio Secreto, Ed Donovan. La mujer ha fallecido tras ser abatida por la policía del Congreso. Fuentes del Capitolio aseguraron que la víctima era Miriam Carey, una mujer negra de Stamford, Connecticut, tenía 34 años y al parecer sufría de problemas mentales.

 

 

 

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.