Análisis de las Elecciones en Antofagasta: Ni tanto ni tan poco

Las expectativas muy extremas que se auto impuso la Concertación, llamada hoy Nueva Mayoría, marcan algunos análisis en nuestra región. El actual bloque opositor pensaba que podría obtener doblaje en Senatorial, que lo logró, y también en diputados, que finalmente no fue tal..

Si bien se logra el doblaje en senadores, se le debe agradecer a Carlos Cantero y Daniel Guevara, que de no ser por sus candidaturas, este resultado habría sido imposible, por lo tanto no se trata de un triunfo avasallador de la Concertación en estricto rigor, si no que Pedro Araya debe agradecer su sillón senatorial a Cantero y Guevara y al tan vilipendiado Binominal, debido a que Manuel Rojas con sus 39 mil votos fue segunda mayoría electoral.

Los más optimistas de la Nueva Mayoría incluso aspiraban a un doblaje en diputados en los dos distritos. En el Tercer Distrito, se podía esperar que la dupla Espinoza-Cuevas pudiera doblar a un depreciado Ward y a un débil Perez, lo mismo se podía esperar en el Cuarto Distrito, donde un sobre valorado Álvaro Fernandez aspiraba a tener una votación lo suficientemente fuerte como para restar a la dupla Aliancista y así permitir también el doblaje Concertacionista. No fue ni lo uno ni lo otro, en ambos distritos fueron electos diputados las primeras y segundas mayorías, por tanto no es posible acusar de nada al Binominal.

Por tanto, en materia de diputados, los equilibrios políticos quedaron intactos, dos diputados para cada uno de los miembros del llamado duopolio y en senatoriales la Alianza pierde su senador ante una Nueva Mayoría que necesitó de dos «fugados» del oficialismo para poder ganar.

Otra visión lo da la elección presidencial. A nivel nacional Michelle Bachelet alcanza el 47% de las preferencias, en cambio en Antofagasta solo llega al 40%. Cabe señalar que solo en Tarapacá la exmandataria registró una votación menor que la lograda en nuestra región, alcanzando apenas el 37%, entonces, tampoco hay una gran victoria regional en ese ámbito.

Como se decía, si las expectativas concertacionistas no hubieran sido tan elevadas en nuestra región, se podría hablar de una gran victoria de ese sector, por otro lado, si la Alianza no hubiera estado tan “bajoneada” y derrotada a priori con varias malas decisiones en el camino (elección de Luciano Cruz-Coke como candidato por ejemplo), tal vez hubiera obtenido otros resultados.

No fue una victoria tremenda de la Nueva Mayoría en Antofagasta, ni tampoco una derrota aplastante de la Alianza. La derecha pierde un Senador, tremenda pérdida, pero por errores propios y se mantiene el equilibrio en diputados, por eso, ni tanto ni tan poco.