La mala gestión política española termina con el cierre de una de sus televisiones públicas

0

La crisis económica y la mala gestión de los políticos españoles se lleva por delante uno de sus canales de televisión públicos: la televisión regional de la Comunidad Valenciana, Canal 9 (Canal Nou) y su canal de radio. No es la primera vez en Europa que la población asiste al cierre de un servicio público de comunicación. Lo mismo que han sufrido los 1.660 trabajadores del canal valenciano español, que perderán su empleo, ya lo habían sufrido los profesionales de la televisión pública griega. Los periodistas, técnicos y demás personal del Ente público, consiguieron aguantar 12 horas de emisión, retrasmitiendo la crónica de una muerte anunciada.

A las 12.19 minutos, del viernes 29 de noviembre de 2013, la televisión pública valenciana ha muerto tras 24 años de emisión.  Fue el momento en que la policía se personó en las instalaciones de la entidad con una orden judicial, que doblegó la resistencia de los trabajadores, aunque no sus gritos de indignación. A pesar del nerviosismo, la actuación policial se ha llevado a cabo sin incidentes.

Con el corte de electricidad, llegó el apagón de la televisión. La última imagen de Canal 9 ha sido la de un grupo de fotógrafos agolpándose frente a la sala de control para inmortalizar el fin de una televisión. Y entre las cámaras y flashes, se ve la expresión congelada de Vicent Mifsud, el presidente del comité de empresa de la radio televisión valenciana.

Un cierre que el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, y su partido, el Partido Popular, sacaron adelante en el órgano de gobierno de la región, con toda la oposición en contra y sin aportar ningún dato que justifique el cierre de la entidad pública. El diputado socialista, Josep Moreno, achaca a “la acreditada compulsión a delinquir” del PP valenciano y al “resultado de su gestión corrupta”.

El cierre de la Radio Televisión Valenciana no es más que otro ejemplo de la corrupción y la mala gestión política en España que se salda con el despido de de 1.660 personas, y que no se cobrará ningún responsable político. Un día triste para el mundo del periodismo.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.