No salimos de una para meternos en otra: ¿Comienza la carrera municipal en Antofagasta?

Comienzan a prepararse ¡Partieron! Si bien faltan al menos 3 años para las próximas elecciones municipales en nuestro país y con unos recientes comicios parlamentarios, en Antofagasta ya parece haberse iniciado la carrera por el sillón edilicio de la “Perla del Norte”.

Una vez conocida la derrota del actual diputado Manuel Rojas, quien obtuvo la segunda votación más alta con un 26 %, pero que finalmente no le alcanzó para tener un sillón en el senado debido al sistema Binominal, de inmediato fue propuesto como candidato a alcalde en las próximas elecciones, e incluso el mismo Robert Araya, anunciaba que comenzarían de inmediato el trabajo para ello:

https://twitter.com/Robertaraya/status/402271787985014784

El mismo Rojas, confiesa a través de El Mercurio de Antofagasta que sus cercanos le han pedido que se mantenga en la política y que postule a la alcaldía. En su círculo más íntimo se sabe que ocupar el sillón edilicio de la capital regional es un viejo anhelo del hasta ahora diputado por el Cuarto Distrito, y ahora, fuera del Parlamento seguramente su “sueño” se podrá hacer realizar.

Sin embargo, no es el único corredor en esta competencia que “prematuramente” se inicia. Para nadie es un misterio las aspiraciones a la alcaldía del actual concejal Jaime Araya, y ahora, con su hermano Pedro ya instalado en el senado, el trabajo por conseguir el máximo sillón edilicio se intensificará.

La pregunta es ¿Por qué son tan importantes las alcaldías y son tan codiciadas por los sectores políticos? Son varios los factores que las hacen apetecidas, pero hay que recordar que desde los municipios se puede desplegar un aparataje político pensando, por ejemplo, en la próxima elección presidencial.

En 2017 la batalla política por La Moneda será mucho más estrecha que la actual, con un Piñera que de seguro volverá a presentarse y con una Concertación que seguramente ya no tendrá a Bachelet terminando un Gobierno con niveles históricos de aprobación como en 2009 debido a la imposibilidad de dar respuestas a los diversos “estallidos sociales” que ya se avizoran y que deberá enfrentar durante su gestión. Además, la desaceleración proyectada de nuestra Economía que haría caer indicadores macroeconómicos como el empleo, por ejemplo, y las proyecciones de la  OCDE que esta semana bajó las proyecciones de crecimiento de nuestro país para el próximo año de 5,3% a 4,2%.

Hasta ahora tenemos dos competidores fijos, pero ¿qué ocurre con Karen Rojo, la actual alcaldesa? Sin duda que es una de las grandes perdedoras de estas elecciones parlamentarias ¿por qué? Debido a que manifestó su apoyo a Carlos Cantero, que resultó derrotado, y en la diputación respaldó a Eslayne Portilla que culminó muy por debajo de las electas Paulina Núñez y Marcela Hernando.

A este panorama ya desfavorable para la actual alcaldesa, mencionar que con ambas diputadas electas, tanto Hernando como Núñez, no tienen mucha simpatía por la edil, lo que le restaría apoyos para impulsar su agenda de proyectos, debilitando su gestión, lo que complicaría una posible reelección al cargo. (El caso de Karen Rojo será profundizado en otro artículo).

Si bien faltan 3 años para las próximas elecciones municipales, esta carrera comenzó a correrse incluso antes de terminados los pasados comicios parlamentarios, con tres actores que harán todo lo posible para quedarse con el tan codiciado sillón edilicio. Veremos quien corre más fuerte…