Se clava los testículos en la Plaza Roja de Moscú como protesta

El pintor ruso Piotr Pavlenski protagonizó ayer una de las protestas más peculiares de la historia al clavarse los testículos en la Plaza Roja de Moscú. Una acción de protesta contra el Kremlin que el polémico artista denominó «Fijación» y que coincidió con la celebración en Rusia del Día de la Policía..

El pintor no sólo se clavó literalmente a los adoquines de la plaza, sno que se quedó mirando su obra durante una hora, y completamente desnudo, en lo que él calificó como una «metáfora de la apatía, indiferencia política y fatalismo de la sociedad actual rusa».

Hora y media después, el pintor fue trasladado al hospital, donde continúa hospitalizado, aunque la policía rusa ya ha declarado que procederá a su detención y lo han catalogado como un «enfermo psíquico» por llevar a cabo semejante acción.

Lo cierto es que no es la primera vez que Pavlenski realiza una protesta como esta. El pasado 3 de mayo volvió a quedarse totalmente desnudo para enrollarse en alambre de espinos frente al edificio de la Asamblea Legislativa de San Petersburgo en una acción que llamó «Cuerpo» y que simbolizaba «la existencia humana en un ambiente de represión legal, cuando el más mínimo movimiento provoca una durísima reacción del sistema legislativo, que se clava en el cuerpo del individuo». Y en junio del año pasado, se cosió la boca para apoyar al grupo punk Pussy Riot.