Bachelet critica el «uso político» del terremoto del 27-F

AGENCIAS

La presidenta entrante deChileMichelle Bachelet, ha recordado este jueves a la víctimas del terremoto que sacudió el centro del paíshace cuatro años y que dejó más de 500 víctimas mortales y dos millones de damnificados, sin dejar pasar la ocasión para criticar el «uso político» que, a su juicio, el Gobierno saliente del presidente Sebastián Piñera ha hecho de la tragedia.

Bachelet ha querido mandar un «mensaje de solidaridad y compromiso» para con las víctimas y ha expresado que «ojalá el perdón fuera suficiente» para subsanar las heridas de aquellas familias que perdieron bienes y familiares durante el terremoto que zarandeó las regiones de Valparaíso, Santiago, O’Higgins, Maule, Biobío y La Araucanía.

«Lamentablemente en este tiempo se ha hecho un uso político de la tragedia y eso no es aceptable bajo ninguna circunstancia», ha criticado la mandataria chilena, quien ha asegurado que el país puede «aprender» de esta situación, en relación a la mejor preparación que se puede inculcar a las autoridades a la hora de dar respuesta a fenómenos medioambientales de este tipo.

«Tenemos que ser capaces de agilizar la entrega de ayuda a las localidades afectadas, todo buscando que las personas puedan sentirse y estar más protegidas en un país con catástrofes naturales como es Chile», ha explicado Bachelet.

Pese a las críticas, la presidenta electa de Chile ha asegurado que  «este Gobierno ha hecho un importante trabajo de reconstrucción» más allá –ha dicho– de ponerse «a discutir o definir cuánto ha sido el porcentaje», el objetivo de su Ejecutivo es «continuar con todo aquello que pueda quedar pendiente».

BALANCE DE PIÑERA CUATRO AÑOS DESPUÉS

Piñera ha realizado  un balance acerca de los progresos que se han conseguido en la reconstrucción y reparación de las víctimas del terremoto, después de cuatro años, tal y como ha informado el diario chileno ‘La Tercera‘.

«Hemos logrado reconstruir un 97 por ciento de lo que destruyó el terremoto y el maremoto del 27 de febrero de 2010. De las 220.000 viviendas que quedaron destruidas, el 90 por ciento están ya construidas, terminadas y entregadas, mientras que otras 20.000 están en proceso de construcción», ha informado.

En cuanto a las críticas, Piñera ha expresado que «algunos creen que las cosas se hacen solas, que reconstruir un país es muy difícil y que el hecho de que la oposición haya estado cuestionando todas las cifras, es «una verdadera estrategia» política.

«Yo también pienso que esa madrugada del 27 de febrero había suficiente información como para haber dado una alerta que, tal vez, habría permitido salvar muchas vidas», ha aseverado en relación a las críticas que recibió Bachelet por su supuesta falta de previsión.

TERREMOTO DEL 27-F

El seísmo azotó con fuerza las regiones del 27-F dejó 525 muertos, 23 desaparecidos y dos millones de damnificados, lo que supone el diez por ciento de la población chilena. Las víctimas han llevado a los tribunales a los altos cargos de los servicios de emergencia de la época por infravalorar la amenaza de tsunami, lo que provocó que la población permaneciera en las zonas bajas, donde sufrió el envite del mar con resultados devastadores.

En un principio, los tribunales chilenos incluyeron en la investigación a la entonces presidenta del país, Michelle Bachelet, que volverá a La Moneda el próximo 11 de marzo, pero finalmente la sacaron de la causa.