Partidos Nacionalistas ganan terreno en elecciones del Parlamento Europeo

 

El triunfo del Frente Nacional, movimiento que se convirtió en la primera fuerza política de ese país, marcaron las elecciones que definían en Parlamento Europeo. Los liderados por Marine Le Pen, alcanzaron una votación por sobre el 20 por ciento, superando a conservadores y socialistas, y entre las ideas que profesan está la «anti» inmigración y la disolución de la Unión Europea (UE).

No sólo en Francia hubo triunfos de partidos de extrema derecha, hubo otros países de Europa que también vieron una escalada nacionalista en las urnas, donde por primera vez habrá parlamentarios de formación «Neo Nazi», lo que fue adelantado en el siguiente artículo de Timeline.cl que mencionaba este «peligroso»  avance.

El peligroso avance de la ultraderecha europea

(24 de septiembre de 2014)

El asesinato hace dos semanas de un rapero de izquierdas en Grecia a manos de un miembro de partido neonazi Amanecer Dorado ha vuelto a poner sobre el tapete la preocupación por el aumento de estos grupos de ultraderecha en el panorama político europeo.

Amanecer Dorado es sin duda alguna la más agresiva y la más conocida, sobre todo, desde que llegaron en 2012 a ocupar 21 escaños en el Parlamento griego. Pero no es la única. En las recientes elecciones alemanas, se presentaron tres partidos de ultraderecha. Ninguno logró acceso al Bundestag, pero son un ejemplo más del avance de los partidos de ultraderecha en toda Europa.
Donde sí lograron representación parlamentaria fue en Noruega. Dos años antes de que el ultraderechista Anders Behring Breivink asesinara a 77 personas en la isla de Utoya y causara el pánico en Oslo,  el Partido del Progreso, formación xenófoba a la que pertenecía Breivink, obtuvo el mejor resultado de su historia en 2009. En los últimos comicios celebrados en Noruega, bajó ligeramente, consiguiendo 30 escaños.

En los países escandinavos, la ultraderecha está cogiendo fuerza. En Filandia, el partido Verdaderos Finlandeses logró situarse como la tercera fuerza del país, al igual que ocurrió en Dinamarca con el Partido Popular Danés. En Suecia, lograron colarse en el Parlamento con 20 escaños en las elecciones de 2010.

La formación política de ultraderecha de Jean Marie Le Pen logró crecer con fuerza durante la primera vuelta de los comicios franceses. Sin embargo, Le Pen recibió un duro revés tras el asesinato de un estudiante anarquista en julio. El Gobierno disolvió dos partidos de extrema derecha que se conviertieron en las Juventudes Nacionalistas Revolucionarias (JNR) y La Obra Francesa.

En España, los partidos de extrema derecha no tienen representación parlamentaria, pero recientemente llevaron a cabo un ataque radical contral el centro cultural Blanquerna en Madrid, durante la celebración en la capital española de la Diada Catalana (fiesta nacionalista de Cataluña). Parlamentarios españoles han solicitado al fiscal general de Estado Español que se ilegalice la formación a la que pertenencen la mayoría de los doce detenidos por el ataque, Alianza Popular.

HolandaAustria y Bélgica también cuentan con nutridas representaciones de grupos ultraderechistas en sus parlamentos, aunque en los tres casos han sufrido retrocesos en las últimas elecciones. Y enBulgaria, los ultranacionalistas de Utaka que son la cuarta formación política del país, han solicitado  hacer “listas de judíos”.