¿Una Luz de esperanza para nuestro querido Odeón?

El pasado domingo 25 de mayo, se festejó en todo el país el Día del Patrimonio. En Antofagasta, 20 mil personas participaron del circuito patrimonial, sin embargo, uno de los símbolos de nuestra ciudad no fue parte, debido a que se encuentra abandonado a su suerte. Hablamos del Odeón de la Plaza Colón de Antofagasta, que desde hace años se encuentra en malas condiciones estructurales que lo mantienen inhabilitado.

De hecho, el domingo lució un cartel que decía «¿Día del Patrimonio?» imagen que fue difundida por el concejal Jaime Araya, y que tenía por objetivo criticar la mala gestión respecto a esta tradicional estructura.

Conocido como el «Kiosko de Retreta«, el odeón fue donado por la colonia yugoslava en 1911, y declarado Monumento Nacional en 1995. Desde esa fecha, la conocida estructura ha sufrido un notable deterioro debido al paso del tiempo, los sismos ocurridos en la zona y la nula mantención.

Anuncios de reparación han habido muchos en los últimos años, sin embargo, nada se ha concretado.

¿Una luz de esperanza?

Durante este martes 27 de mayo, el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) dio luz verde a las obras ingenieriles de reparación del kiosco de retreta de la Plaza Colón, iniciativas que fueron propuestas por la Municipalidad de Antofagasta a través de un completo informe enviado a este órgano el mes de febrero pasado.

La casa consistorial a través de la Secretaría Comunal de Planificación (Secoplan), trabajó durante el año 2013 en la elaboración de un estudio para conocer el daño estructural del Odeón el cual fue dividido en dos fases: la primera de carácter ingenieril y que ya cuenta con la venía del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), y la segunda de índole arquitectónico, estudio que será enviado en los próximos dos meses a la capital.  

No es la primera vez en los últimos años que desde la casa consistorial sale un anuncio de este tipo. En marzo de 2012, bajo el mandato de Marcela Hernando, se anunciaba con bombos y platillos que el CMN autorizaba al municipio a realizar obras de restauración.

En 2010, a través de la prensa, se anunciaba que a finales de ese año quedarían listas las obras de reparación luego de una serie de estudios que se realizarían para establecer la intervención necesaria.

Han pasado los años y los anuncios y hasta el momento el Kiosko de Retreta de la Plaza Colón, obra con más de 100 años de vida, sigue esperando que la voluntad política le permita restaurarse.