Inquietud por empresa que construirá el nuevo Hospital Regional

Luego que el pasado miércoles 2 de julio, Codelco pusiera término al contrato que tenía con la empresa Sacyr para la construcción del proyecto «Nuevo Nivel de Mina El Teniente» iniciado el 2012 y que se supiera a través de medios internacionales que, además, este mismo conglomerado anunció la suspensión de la ampliación del Canal de Panamá por no ajustarse a los costos pactados en el contrato, la diputada Marcela Hernando hizo requerimientos de información a los ministerios de salud y obras públicas frente al temor que sea precisamente esta empresa la que esté a cargo de la construcción del nuevo Hospital Regional de Antofagasta. 
Oficios a los ministerios que tiene como finalidad conocer cuáles son las medidas de resguardo que el gobierno tomará para que el incumplimiento demostrado por la empresa Sacyr a nivel nacional e internacional no se repita en este proyecto hospitalario que se adjudicaron mediante licitación pública.

[blockquote style=»1″] “Este es un proyecto urgente no sólo para Antofagasta, sino que para todas las regiones del norte. Mi consulta es simple: saber qué medidas se tomarán para evitar que a mitad del proyecto se estén solicitando mayores recursos o que la empresa deje paralizadas las obras. Nadie quiere obras a medio terminar como lo que ocurre en Calama”, señaló la parlamentaria antofagastina, recordando la calidad zonal que tendría el nuevo recinto médico. [/blockquote]

Sacyr y Codelco
Según consta en el sitio web de Codelco, el término del contrato con la empresa Sacyr «fue debido a incumplimiento de contrato fundado en importantes atrasos y sobrecostos en la ejecución de la obra que facilitará el acceso al nuevo nivel subterráneo de la mina El Teniente. Codelco adoptará medidas para evitar que los problemas de la empresa constructora perjudiquen la puesta en marcha de este proyecto minero planificada para fines del año 2018»

Cuprífera que además indicó que si no se tomaba esta determinación, el costo final del camino habría sido más del doble del licitado originalmente. Junto con lo anterior, otro factor fue el desempeño deficiente en seguridad de Sacyr durante la construcción de estas obras. En septiembre del año pasado ocurrió un accidente fatal que costó la vida a un trabajador subcontratista de la empresa constructora.