A través de programa de inversión buscan ampliar red vial de la región

Crear un nuevo concepto caminero en la Región de Antofagasta y aumentar la cohesión e integración social de sus habitantes, son algunos de los objetivos del Programa Pavimentos Básicos 1.223, instaurado por el Ministerio de Obras Públicas a través de la Dirección Regional de Vialidad que busca ampliar la red vial de caminos secundarios, durante los próximos cuatro años.

El subsecretario de Obras Públicas, Sergio Galilea Ocón, quien se reunió con el seremi del MOP, César Benítez y los profesionales de la Dirección Regional de Vialidad para definir los alcances de la iniciativa nacional, expresó que el programa de pavimentos básicos tendrá un impacto político, económico, social y cultural, ya que mejorará las condiciones de las rutas en todas aquellas localidades con más de 200 habitantes, alcanzando como meta, un mínimo de 1.223 kilómetros de aquí a fines de 2018.

“Como no podemos cambiar la geografía, cambiemos la geografía vial. Es decir, cambiemos el  mapa de la región. Hace 20 años, la red caminera era sólo la red estructural. Lo demás era tierra. Acá estamos tratando de hacer que 1.223 km sean caminos tratados, que no cambian en su geometría, pero que reciben un tratamiento con la modificación de su base, ya sea con una masa granular compacta de bischofita u otro tipo de material con un sello asfáltico”, explicó Galilea.

En total, la Región de Antofagasta aportará $62.702.888 durante el periodo 2014-2018, para llevar a cabo este plan.

“Este año, se destinaron $11 mil millones para obras insertas en este plan que potencia el desarrollo productivo, turístico y social de nuestra región, y cada año se inyectarán más recursos para cumplir con la meta instaurada en el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, con el fin de aportar a la descentralización territorial, económica y social”, manifestó el seremi César Benítez.

Sergio Galilea agregó que las obras viales concesionadas existentes en la región son complementarias a los mejoramientos de los caminos básicos. “El 80% de lo que gastaba el MOP hace 20 años, se destinaba a la Ruta 5 y a la Ruta 1, que son las alternativas de conexión entre grandes ciudades. Este programa implica una inversión que antes era destinada a mantener esas rutas que hoy se pagan solas. Y a la vez, al GORE le interesa aplicar recursos FNDR a todas estas localidades, ya que está contribuyendo a una descentralización al interior de la región”, enfatizó la autoridad.

Proyectos

Dentro del Programa de Caminos Básicos, un gran porcentaje estará destinado a la Provincia del Loa, cambiando el estándar de todas las conexiones que permitan acceder a los pueblos con habitantes en las Áreas de Desarrollo Indígena (Atacama La Grande y Alto Loa). Asimismo, se contempla mejorar el estándar de las rutas de los tres Pasos Fronterizos: Paso de Sico, conexión con Argentina y los Pasos de Ollagüe e Hito Cajón, conexión con Bolivia.

Además, se mejorará el estándar de más de 600 km. de camino en los cuales se materializarán carpetas granulares estabilizada con bischofita, lo cual potenciará significativamente el desarrollo productivo de la región, tanto en el ámbito pesquero, minero como turístico.

“Algunas de las obras a considerar son: el  Mejoramiento de la Ruta 23 CH, Socaire-Paso de Sico, cuyo monto estimado de inversión es de 24 mil millones de pesos (FNDR); la reconstrucción del Puente Chiu-Chiu, con un monto de 1.300 millones de pesos (sectorial); la ampliación de la Ruta 24, sector Barriles-Tocopilla, con un monto estimado de 16 mil millones de pesos (Sectorial); entre otros proyectos”, puntualizó Benítez.