Atención Conductores: Ya entró en vigencia la «Ley Emilia»

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, junto a los ministros de Transportes y Telecomunicaciones, Andrés Gómez-Lobo; de Justicia, José Antonio Gómez; y de la Secretaría General de la Presidencia, Ximena Rincón, firmaron la modificación de la ley del tránsito, en lo que se refiere al delito de manejo en estado de ebriedad, causando lesiones graves gravísimas o con resultado de muerte, más conocida como la «Ley Emilia«.

Este cambio legal se traduce en un aumento de las penas, sancionando con cárcel efectiva de al menos un año a los conductores en estado de ebriedad que generen lesiones graves gravísimas o la muerte. En el caso de que se ocasione la muerte o lesiones graves o gravísimas será de 3 años y un día a 5 años, multa, comiso del vehículo e inhabilidad perpetua para conducir.

La Presidenta señala que “aunque sabemos muy bien que el endurecimiento de una ley no borrará el daño a las víctimas ni el dolor de esas familias, al menos contribuirá a que el sufrimiento por un ser querido no se sume, además, el sentimiento de injusticia y de impunidad frente a los responsables”.

El proyecto precisa que las personas que sean encontradas culpables por homicidio simple tendrán que cumplir una condena que parte de los 15 años. En tanto, para los responsables de homicidio calificado, el presidio va de los 20 años. Actualmente, el primero cuenta con pena de presidio mayor en su grado mínimo a medio (5 años y un día a 15 años); mientras que el segundo implica presidio mayor en su grado medio a presidio perpetuo (de 15 años y un día a presidio perpetuo).

Lo que hay que saber de la «Ley Emilia»

-¿Qué busca la nueva ley? Los accidentes de tránsito representan la primera causa de muerte en niños entre 0 y 14 años, cada día 5 personas mueren en este tipo de siniestros y el alcohol está presente en, al menos, 20% de ellos.

La modificación a la ley del tránsito en cuanto a delito de manejo en estado de ebriedad, causando lesiones graves gravísimas o con resultado de muerte, “Ley Emilia”, busca reducir las cifras de accidentes de tránsito y las tragedias que estos provocan.

-¿Qué implica la modificación? El cambio legal se traduce en un aumento de las penas, sancionando con cárcel efectiva de al menos un año a los conductores en estado de ebriedad que generen lesiones graves gravísimas o la muerte. En el caso de que se ocasione la muerte o lesiones graves o gravísimas será de 3 años y un día a 5 años, multa, comiso del vehículo e inhabilidad perpetua para conducir.

En los casos de reincidencia, conductor profesional en el ejercicio de sus funciones o conducción con licencia cancelada o inhabilitada se le otorgará connotación de delito calificado, con pena de 5 años y un día a 10 años. Asimismo, se establece el delito por fuga del lugar del accidente, -aumentando la penalidad-, y por la negativa a realizarse los exámenes respectivos.

-¿Cuáles serán las penas para quienes cometan infracción?

En su discurso, la Presidenta explicó que, a partir de ahora, “quien conduzca en estado de ebriedad o bajo la influencia del alcohol y cause lesiones graves o gravísimas, se expone a penas que van desde los 3 años y un día, hasta los 10 años”.