Los pormenores de la inauguración de Minera Sierra Gorda

Con la presencia de la Presidenta de la República Michelle Bachelet, se inauguraron oficialmente las operaciones de la mina Sierra Gorda, operada por la compañía polaca KGHM, empresa que ha estado en la palestra debido a que el concentrado que producirá será almacenado en el controvertido Galpón de ATI.

La inauguración realizada en el mismo complejo minero, tuvo varias sorpresas, como por ejemplo, la ausencia de la ministra de Minería Aurora Williams, quien no pudo asistir por tener otros compromisos, y también de los parlamentarios de la Región, que tampoco participaron en esta actividad. Otro que llamó la atención con su presencia fue el exministro y excandidato presidencial por la Unión Demócrata Independiente (UDI), Pablo Longueira, quien luego de un largo «destierro» público, vuelve a aparecer en un evento público.

Los que si participaron en la ceremonia, para sorpresa de varios, fueron los representantes del Colegio Médico de Antofagasta, organismo opositor a la instalación del Galpón en el Puerto de Antofagasta, y que fueron. Representados por Aliro Bolados y el también concejal Hugo Benítez, situación que de inmediato despertó las críticas en redes sociales.

Las primeras luces de su presencia, las dio el mismo doctor Benítez a través de su cuenta de Twitter, en la que señalaba su presencia en el evento de inauguración:

Este mensaje no pasó desapercibido. Incluso su colega de profesión y de concejo, el doctor Antonio Cárdenas, a través de la misma red social comenzó el siguiente diálogo:

La presencia de los representantes del Colegio Médico, también provocó críticas en el municipio, donde cercanos colaboradores a la alcaldesa Karen Rojo, acusaron de «inconsecuencia» la participación de sus representantes en esta actividad.

Durante la ceremonia, en la que intervinieron representantes de la minera y la misma Presidenta de la República, Michelle Bachelet, no se mencionó en ningún momento la polémica respecto al galpón y la participación de Sierra Gorda SCM en este controvertido proyecto.

El Origen

KGHM, que es la segunda mayor productora de cobre de Europa y tiene al Estado polaco como principal accionista, adquirió el proyecto ya en desarrollo en 2012 como parte de la compra por algo más de 2.000 millones de euros de la canadiense Quadra FNX (ahora KGHM International).

La empresa europea es mayoritaria del proyecto con un 55% de la propiedad, mientras que su socia, la japonesa Sumitomo, posee el 45% restante, y esperan que este nuevo mineral produzca 120.000 toneladas de cobre anuales, un tercio del metal rojo producido por el grupo, además de 11.000 toneladas anuales de molibdeno (metal empleado en la fabricación de pigmentos y catalizadores), lo que equivale a un 10% del suministro mundial.