Los principales cuentos sobre la Copa América en Antofagasta

Si nos guiáramos por todo lo que se ha dicho sobre la Copa América en Antofagasta y que ha contrastado duramente con la realidad permitiría entender que este ha sido un proceso marcado por las especulaciones. Si todas las promesas planteadas se hubieran cumplido el actual panorama sería el siguiente: Las canchas que se construyen en el principal recinto deportivo de la región se inauguraría en diciembre de este año. Ya se habrían disputado los amistosos de Chile enfrentando a Venezuela y Bolivia. La cancha del Calvo y Bascuñán estaría en condiciones óptimas para enfrentar cualquier partido de selección y, por último, Antofagasta sería plaza de Argentina o Brasil.

Lo que generaron estas declaraciones poco mesuradas no fue más que una alta expectativa que se esfuma por cada noticia confirmada sobre el real lugar que ocupará Antofagasta para esta Copa América. Pero, vamos por parte y recordemos lo que se ha dicho por los medios y las autoridades.

Don Waldo y la danza de millones

En febrero del 2014, el entonces intendente Waldo Mora encabezaba la sesión del CORE donde se aprobaron los traspasos de 4.905.372 millones de pesos tras despriorizar proyectos que no se habían ejecutado de acuerdo a lo programado. Aprobación que no fue fácil para el municipio pues debió rebajar sustancialmente la cantidad de recursos que estaban solicitando y donde se incluía una cancha de beisbol y una piscina olímpica.

Plazos contra reloj

Una vez los recursos aprobados el acelerador se presionó a fondo para cumplir las fechas de la organización de la Copa América. Aquí comenzaron las primeras que no se cumplieron por la casa consistorial (encargada de la ejecución de las obras). Insistentemente se señaló en los medios que en diciembre del 2014 tendrían que estar listas las canchas exigidas por la Conmebol, pero, tras una serie de dificultades el discurso cambió insistiendo que diciembre no era la fecha límite. Según fuentes de Timeline.cl estas canchas no estarían listas antes de marzo del 2015.

¿Que no te cuenten cuentos?

Mientras los atrasos en la construcción de las canchas era evidente se intentaron generar otros hitos comunicacionales ligados a la Copa América, traer a jugar al «Calvo y Bascuñán» a la selección chilena. El primer pleito sería Chile contra Bolivia agendado para el 14 de Octubre. Sin embargo, el recinto no pasó la inspección optándose por llevar el partido a Coquimbo.

El segundo encuentro anunciado era contra Venezuela el 14 de noviembre ante el cual la casa consistorial lanzó una fuerte campaña comunicacional confirmando el pleito e incorporando al slogan «Que no te cuenten cuentos» (haciendo alusión a las voces que hablaban que este partido se caería por los mismos motivos del anterior). Finalmente la ANFP a través de su sitio web entregaba una declaración donde confirmaba que el partido no se jugaría en la segunda región porque «el campo de juego no alcanzó el nivel óptimo exigible».

Nicholls vs Jadue vs Rojo

Luego de conocerse la caída de ambos amistosos el municipio a dar luces que la decisión sería extra deportiva. Con esto colocaba la teoría de una «pasada de cuenta» de Sergio Jadue a Karen Rojo por el apoyo que la alcaldesa había brindado a Harold Mayne-Nicholls, figura conocida por fuertes diferencias con el actual timonel de la ANFP. Algunos cuestionan a la máxima autoridad comunal haber previsto esta situación pues, en concreto, el apoyo a Harold no tendría ningún beneficio para la comuna y sí demostradas pérdidas deportivas como lo ocurrido. Esto, verdad o no, se sumaron a una serie de especulaciones que han marcado este proceso de Copa América.

Messi o Neymar Jr. en Antofagasta

Con bastas páginas escritas sobre todo esto, era el turno de la especulación respecto a los equipos que podrían pisar el «Calvo y Bascuñán» quitando así presión a las labores de construcción de las canchas. Messi o Neymar Jr. eran quienes ocupaban las portadas respecto a que Argentina o Brasil jugarían en Antofagasta. Situación que provocó una alta expectativa de la comunidad quienes dejaron pasar errores anteriores permitiendo que se visualizaran en el evento y no en el proceso. Calculo estadístico-predictivo-gitano-místico que quedó en nada pues ninguno de esos equipos conocerá nuestra monumento nacional, La Portada.

Selección de Colombia: Tan cerca pero tan lejos

Con la resignación propia que generó el saber que Antofagasta será solo sede de dos partidos de «categoría B» las apuestas ahora están en que sea Colombia uno de los equipos que juegue en el Estadio Regional. Pero, la presencia del cuadro cafetero no estaría muy segura tras el caso de gritos racistas ocurridos contra el jugador venezolano de San Marcos de Arica, Emilio Rentería en Rancagua la semana pasada. Frente a esto se está barajando la posibilidad que Colombia no juegue en la región por el temor que se repitan actos similares que obligaron al Gobierno a salir a aclarar que nuestro país «recibe bien al amigo cuando es forastero».

Esta inquietud podría determinar que en el «sorteo» final, la bolita de Colombia esté más fría que el resto de los equipos que disputen pleito en la perla del norte y así evitar lo que podría ser una pésima imagen país hacia el extranjero si se vuelven a repetir los hechos acontecidos contra Rentería.

Lo que Usted no sabe de la Copa América

Si los partidos de «categoría B» que se jugarán en Antofagasta no logran motivar a que la gente vaya al estadio para presenciar la Copa América, la organización recibirá el 100% del valor de las entradas. El motivo, está dentro de las cláusulas exigidas al municipio que la casa consistorial ponga de su bolsillo el dinero de los tickets que no se logren vender.