Cámaras de Seguridad: Un problema permanente en Antofagasta

Con motivo del homicidio perpetrado la semana recién pasada, en contra de Eugenio Avila Galleguillo, conocido como “El Rambo”, se ha instalado nuevamente el tema de la inseguridad que sufre la ciudadanía en nuestra ciudad. Al asumir el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, recibimos un índice de victimización en Antofagasta, ENUSC 2010, del 44,8%, la más alta del país y de la historia. El año 2013 al término del Gobierno ésta llegó a un 25,5%, la más baja desde que se realiza este estudio.

Producto de este deleznable crimen ocurrido en una céntrica calle de la ciudad y al medio día, ha surgido el cuestionamiento, entre otros, si las Cámaras de televigilancia estaban operativas y si grabaron este hecho, versiones señalan que no existen tales registros audiovisuales y nuevamente el sistema de cámaras de seguridad, está en tela de juicio.

Siendo Gobernador y posteriormente Intendente Regional, propuse que este sistema debía sufrir una reingeniería total, a saber, en la operación intervienen tres organismos públicos diferentes: la Ilustre Municipalidad de Antofagasta, quien entrega los fondos para su operación, la Gobernación Provincial quien contrata a los funcionarios y está a cargo de la mantención; y Carabineros de Chile quien supervigila la operación toda vez que las cámara se encuentra en sus instalaciones, por cierto, que por situación de espacio no en las mejores condiciones.

A pesar de las buenas intenciones de cada uno de estos entes, siempre su operatividad ha sido dificultosa, la Gobernación prepara el presupuesto para la operatividad durante el mes de Noviembre de cada año, solicitando los recursos al Municipio, quien a través del Concejo Municipal los aprueba. Siempre durante mi período existió la voluntad del Concejo por apoyar esta partida.

Lamentablemente y por razones administrativas, el Municipio recién pueden transferir los fondos una vez que la Gobernación remita el informe de cierre financiero del año, el cual concluye los primeros días del mes de Enero. Una vez entregado este informe debe ser visado por la Unidad de Control de municipio, Recién aprobado, se inicia el proceso interno del municipio para transferirlos, visaciones, informes, decretos y otros trámites, finalmente a principio de Febrero, en el mejor de los casos se transfieren los recursos.

Ciertamente la burocracia del sistema hace que todos los años nos encontremos con titulares que nos informa que los operadores no han recibido a tiempo sus remuneraciones, que la mantención no es la adecuada y que el sistema de cámaras es poco eficiente.

Ante esta situación se planteó que el sistema debía ser operado por un solo ente, ya sea, el Municipio como ocurre en las Municipalidades de Las Condes, Providencia, Vitacura entre otras en las cuales son operadas por funcionarios municipales en dependencia de estas y con la supervisión de Carabineros que hace de enlace con la Institución ante la perpetración de delitos, sirviendo además para otras funciones como supervigilancia del sistema de aseo y demás funciones de índole municipal.

En su oportunidad y analizando el tema con Carabineros, surgió la idea de entregarle a ellos su operación en forma exclusiva, que el Municipio entregue directamente a esta Institución una subvención anual para su operación y que el Gobierno Regional, financie la construcción de una dependencia acorde a sus necesidades y una renovación completa del sistema. Recordar que solo han sido cambiadas algunas Cámaras del Centro con aportes de la Subsecretaria de Prevención del Delito y el sistema es bastante antiguo tecnológicamente hablando.

Porque trabajé de la mano con Carabineros, logrando resultados que estuvieron a la vista, sé que tenemos una de las policías más respetadas del mundo, pero requieren que se les entreguen las mejores herramientas para combatir este flagelo, que es la delincuencia.

Espero que un hecho tan lamentable como este homicidio y otros delitos de connotación social cometidos en la ciudad, sirvan para que existan las voluntades políticas para hacer los cambios necesarios y que los egos personales queden de lado, la Seguridad Pública es Tarea de Todos.