Detienen a pilotos del Dakar por daño patrimonial en Antofagasta

La llegada de la gran caravana del Rally Dakar a la Región de Antofagasta dejó la primera situación controversial, ya que dos participantes de esta competencia internacional fueron detenidos por la Policía de Investigaciones de Antofagasta (PDI).

La situación se vivió en la etapa que unió Copiapó y Antofagasta, donde estuvieron involucrados los pilotos Matteo Cassucio (italiano, 37 años, categoría motos) y el holandés Keer Koolen (49 años, quads), quienes fueron acusados de pasar sobre unos senderos arqueológicos, según informó Canal 13.

El hecho fue detectado por medio de un operativo diseñado entre la Intendencia de Antofagasta y la PDI.  Ambos participantes implicados fueron trasladados desde el campamento ubicado en el sector de La Portada al cuartel de Investigaciones del pasaje Abaroa alrededor de las 21.30 horas, donde estuvieron por media hora hasta que fueron liberados.

Tanto Cassucio como Koolen quedaron en proceso de investigación, lo que les permite seguir participando en la prueba, aunque pueden ser llamados en caso de ser necesarios en alguna diligencia.

El jefe de la Brigada de Delitos contra el Medio Ambiente, Iván Pizarro, señala que este procedimiento corresponde a un diseño especial realizado para el Dakar 2015, que incluyó a efectivos de la PDI acampando en las zonas del rally para vigilar que se cumplieran las medidas preventivas.

Esta situación ocurre en medio de las dudas del Gobierno para recibir el Dakar el próximo año. Cabe señalar que el Estado chileno ha pagado más de US$ 38 millones para recibir a esta prueba  en el país desde el año 2009 hasta ahora, sin contar las inversiones de los respectivos gobiernos regionales.

En cifras entregadas por Sernatur, en 2014 se gastaron US$ 8,5 millones, mientras que las ganancias generadas para el país superaron los US$ 32 millones.