Contramuestra desmiente 39 casos de niños con polimetales «sobre la norma»

Una vez que se dieron a conocer los resultados de la Universidad de Antofagasta respecto a la presencia de polimetales en la sangre sobre la norma en 157 niños del jardines infantiles aledaños al Puerto de Antofagasta, la autoridad decidió realizar una contramuestra a cargo del Instituto de Salud Pública (ISP) cuyos resultados ya se encuentran en manos del Servicio de Salud de Antofagasta.

Informe que está siendo entregado a cada uno de los 157 padres de los niños afectados pero con resultados muy distintos a los entregados por Universidad de Antofagasta. Según el informe del ISP 39 menores examinados tendrían niveles bajo la norma. Esto, contradiciendo los primeros resultados que motivaron la contramuestra.

Según fuentes cercanas al Servicio de Salud de Antofagasta (SSA) el resto de los resultados del ISP se darán a conocer a la opinión pública luego de informarle a los padres de los 157 niños de los jardines infantiles.

En el Servicio de Salud de Antofagasta aseguran que, pese a que en estos 39 casos no hay presencia de polimetales sobre la norma, esto no significa una desvinculación de la evolución del paciente, por cuanto el Policlínico Pediátrico Ambiental instalado en el Hospital Regional es de carácter permanente y permitirá brindar atenciones clínicas gratuitas a todos los pacientes.

Como “una buena noticia para la comunidad”, calificó el director del Servicio de Salud, Dr. Zamir Nayar, la entrega, a los padres y apoderados, de 39 resultados, de un total de 157 exámenes (contramuestras) realizadas por el Instituto de Salud Pública (ISP) por el caso de los polimetales en los Jardines “Los Pollitos” y “Semillita” de Antofagasta, los que “están bajo la norma”.

“Si. Es necesario informar que los 39 ya señalados están bajo la norma. En ese sentido, la indicación de “alta médica” obedece a las orientaciones de la guía clínica ministerial, pero que no significa una desvinculación de la evolución del paciente por cuanto el Policlínico Pediátrico Ambiental instalado en el Hospital Regional es de carácter permanente y permitirá brindar atenciones clínicas gratuitas a todos los pacientes que participaron en la toma de muestras”, agregó el facultativo.

Nayar fue enfático en recalcar que las medidas adoptadas por la Municipalidad de Antofagasta, en el tema de los polimetales, deben contar con la autorización del Servicio de Salud por cuanto es el único ente fiscalizador de los programas o planes de salud pública que se aplican en la región.

POLICLINICO PEDIÁTRICO AMBIENTAL

El director del SSA reiteró que el mencionado policlínico cuenta con un staff de 3 médicos pediatras, 2 psicólogos (uno pediátrico infantil y otro de adultos), 2 enfermeras y 2 paramédicos. Se trata de un dispositivo sanitario permanente que forma parte de la estructura organizacional del Hospital Regional y que se mantendrá en el tiempo, más allá de situaciones de contingencias. Una de sus principales funciones está dirigida a generar un seguimiento de los menores, de modo de tomar todas aquellas medidas y resguardos que protejan su salud.

Su objetivo central radica en la instalación de un dispositivo que se aboque a la prevención, promoción y curación de todos aquellos aspectos clínicos relacionados con la presencia de metales pesados en el organismo de menores como su potencial exposición a estos agentes u otros.

Agregó que todos los párvulos que tuvieron matrícula 2014 en los jardines Pollitos y Semillitas, tendrán derecho a consultas pediátricas, las que involucrarán exámenes clínicos completos. En esta instancia, los padres de  aquellos niños que no hayan participado de los procesos anteriores de toma de muestra de sangre y orina, podrán solicitarlos, existiendo la posibilidad inclusive de repetirlos en el caso de quienes sí fueron parte de los referidos procesos, pruebas que serán efectuadas por el Instituto de Salud Pública (ISP).

Todos los niños podrán acceder a un método menos invasivo, un screening conocido como “Leadcare II” y que consiste en la punción en un dedo que detecta la presencia de plomo. Como todo screening, de resultar positivo se requiere la materialización de un examen de sangre convencional que ratifique los resultados.