¿Calama la ciudad más fea? es la pregunta que enfrenta a Diputada y Concejal

Fue Daniel Alcaíno y su personaje «Yerko Puchento» el primero en generar una polémica que desató la molestia de los calameños luego que bromeara en el programa «Vértigo» de canal 13 indicando lo poco agraciada de la ciudad de Sol y Cobre. Incluso, el alcalde Esteban Velásquez expresaba públicamente su descontento. Herida que se vuelve a abrir luego que la diputada Paulina Núñez (RN) señalara en la publicación llamada «La muñequita de Hierro» del 24 de abril de Revista Paula que: «Calama, y que me perdonen los calameños, debe ser la ciudad más fea de Chile y la con peor calidad de vida. Todas las minas que tienen yacimientos en Calama deberían hacer tremendos parques, áreas verdes, zonas deportivas. Debería ser la Dubái de Chile con la cantidad de plata que se extrae de ahí».

El enojo tras la declaración

Una vez que se conociera la entrevista el enojo se volvió a empoderar en quienes veían en esta declaración un «Déjà vu» del ninguneo público a Calama y que motivó al concejal de dicha comuna, Darío Quiroga, presentar una solicitud al Presidente de la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados, Diputado Patricio Vallespín, para sancionar a Núñez por sus declaraciones.

El edil plantea que: «Su falta de respeto y de sensibilidad para con nuestra comunidad no ayuda a denunciar la realidad que ya los propios calameños hemos puesto en el debate nacional referida a las décadas de inversión insuficiente por parte del Estado de Chile, de verdadero abandono por parte de los Gobiernos de turno; y que en todo caso no tiene nada que ver con una situación estética como lo pretende hacer ver de manera irrespetuosa la diputada»

Además, la carta agrega que la diputada Paulina Núñez «se suma a un coro de voces que estos últimos años se burla de nuestra tierra. Quizás por el impacto mediático de sus intervenciones, ha sido llamativo el rol del comediante televisivo “Yerko Puchento”, quien de manera reiterada se mofa de la supuesta condición de “ciudad más fea de Chile”. Este tipo de situaciones ya ha pasado todo límite, pues se ha provocado un daño difícil de calcular en estas líneas, pero que los miles de calameños notamos cotidianamente».