Fundador de Clínica Antofagasta habría sufrido malos tratos en ese centro asistencial

Hablar del Pediatra Domingo Solar (80 años) es referirse a alguien que está presente en la memoria de muchos antofagastinos debido a la gran labor social que ha prestado en nuestra sociedad y que ha sido reconocida con los premios Ancla de Oro, Antonio Rendic (por su servicio social), también por el Colegio de Médicos por su fructífera trayectoria de más de 50 años y ha tenido un rol protagónico en la Corporación de Ayuda del Niño Quemado, Coaniquem. 

El Doctor Solar, además, fue uno de los fundadores de la Clínica Antofagasta y hoy enfrenta la peor cara de lo que fuera su anhelado sueño. Según consta en una denuncia realizada en su Facebook por Javiera Gálvez -nieta del afectado y con quien TL se contactó telefónicamente- su abuelo ha sido parte de tratos indignos en su calidad de paciente.

A continuación, parte de la denuncia en cuestión: 

«Ayer (27 de Julio) fue operado por una hernia y un quiste en el epidídimo, entrando a pabellón a las 13:00 hrs en la Clínica Antofagasta. Él confía plenamente en esa institución de salud, puesto que nuestro abuelo, formó parte del directorio fundador de la misma en 1981. No obstante, él como fundador, ha sido gravemente vulnerado en sus derechos como paciente…

Ayer luego de la cirugía (donde todo salió muy bien), por orden médica, lo trasladaron al TIM (Unidad de Tratamiento Intermedio) por su edad, para que estuviera mejor cuidado y para evitar cualquier riesgo. Pero, hoy cuando fuimos a visitarlo, a las 11:00 hrs, nos encontramos con él desnudo, destapado y expuesto a todas las visitas que estaban en ese lugar; estaba con mucho frío, amarrado de pies y manos, pero muy fuerte por lo que sus manos llegaban a estar moradas y muy heladas. Sus labios secos nos evidenciaban la deshidratación y ya empezaba con algunos síntomas de resfrío. Respecto a su conciencia, se encontraba parcialmente sedado, pero muy desorientado. No había comido ni bebido nada puesto que no lo habían asistido para alimentarse (puesto que por las amarras era imposible que lo hiciera por su cuenta).

Se reclamó por las condiciones y se pidieron respuestas que nunca llegaron. Se les preguntó a las enfermeras por las consecuencias de estas negligencias (por ejemplo, un posible resfrío) y lo único que respondieron fue: “pongan un reclamo”. Se les exige que por lo menos un familiar pueda quedarse allí para cuidarlo y alimentarlo (ya que al parecer el personal no estaba dando abasto).

Esta petición fue negada en primera instancia, pero luego fue autorizado por una doctora. Sin embargo, solo pudimos estar un par de horas con él, ya que a las 14:00hrs nos piden que nos retiremos porque se le realizará un procedimiento y que ellos nos avisarían cuando se podría volver a entrar. Luego de 4 horas y media, seguían con el “procedimiento” sin dejarnos verlo. Y recién 30 minutos después del horario de visita pudimos entrar por una hora, donde lo encontramos más desorientado, muy inquieto y ya definitivamente resfriado. Seguimos insistiendo en poder cuidarlo sobretodo en la noche, contratando incluso a una enfermera o auxiliar paramédico para tal tarea, pero todo fue negado.

Estuvimos todo el día allí, con informaciones entregadas de forma esporádica y de mala manera; sin poder asegurarnos que nuestro abuelo estuviera bien cuidado y llegando a aguantar bromas y burlas respecto de su condición por las auxiliares de servicio que lo atendían y comentaban afuera de que estaba “en la luna”, no respetando el derecho de la confidencialidad o de no comentar su condición médica con otros.

La Clínica Antofagasta se jacta de tener dentro de sus valores el “Respeto a la dignidad y derechos de todas las personas como la base esencial de nuestras relaciones”, lo cual consideramos que en el caso de nuestro abuelo no ha sido así y hoy venimos a denunciarlos.

Como familia, nos da suma tristeza y nos decepciona el hecho, que no existe la más mínima consideración por quien hace 50 años, dedicó su vida a sanar a otros, a cuidarles y darles una atención de calidad. Y hace más de 30 que ayudó a fundar esta institución de salud para que tuviera el mismo sello que su atención. Nos damos cuenta que en este país, los adultos mayores son rápidamente olvidados, quedando vulnerables, no teniendo derecho a un trato digno y olvidando todo lo que en su vida construyeron. Si el trato con uno de los fundadores de la Clínica Antofagasta fue así, no nos queremos imaginar como es la atención con los demás pacientes adultos mayores.

Javiera Gálvez, nieta del Doctor Domingo Solar.

[polldaddy poll=9002953]

COLECTA COANIQUEM VIERNES 3 DE JUNIO 2011Nos encontraremos a las 08:30 en la Gobernación Provincial Prat 384 6° piso (Intendencia)La Colecta es de 08.30 hasta las 14.30 hrs. del viernes 03 de Junio de 2011¡¡ AYUDANOS A AYUDAR¡¡¡¡

Posted by Centro Rehabilitacion Coaniquem Antofagasta on Miércoles, 18 de mayo de 2011