Borrón y cuenta nueva

Irregular ha sido el inicio de temporada para el elenco dirigido por el cuestionado José Miguel “Tigre” Cantillana. Y es que luego de una novedosa pretemporada en el predio de Lanús en Buenos Aires y la cosecha de nombres en la temporada de contrataciones, se esperaba que un avance a siguiente ronda en Copa Chile fuese el primer gran objetivo logrado del club.

Todo iba bien tras un prometedor comienzo donde los nuevamente albicelestes se pusieron en la cima del grupo 1 con siete puntos tras empatar un partido increíble en Iquique luego de ir cayendo por 3 a 0, vencer a San Marcos y al descendido Cobreloa. Sin embargo, las dudas comenzaron cuando, en un partido terrible, los Pumas cayeron por la cuenta mínima ante los iquiqueños en el arrendado Estadio Calvo y Bascuñán.

Entremedio de estas jornadas de Copa, la ANFP dio el vamos al Torneo de Apertura, en donde el debut no era nada fácil: Universidad de Chile en pastos del Nacional que hacía un par de semanas había coronado a Chile como Campeón de América. Un amargo empate a un tanto con gol del trasandino Marcos Aguirre, en un lance que pudo perfectamente dejar al equipo con 3 puntos, hizo volver la ilusión a los sufridos hinchas Pumas, acostumbrados a estar con calculadora en mano para arrancar de los puestos potreriles al final de cada temporada.

El buen juego daba también buena impresión para rematar la clasificación a octavos de final de Copa Chile en donde se necesitaban sólo 3 puntos más para asegurar los boletos, sin embargo, lo hecho por el CDA en sus siguientes encuentros fue, por decirlo de alguna manera, vergonzoso.

Una mixtura de titulares, suplentes y juveniles dispuesta por Cantillana resignaron puntos de local al caer por 0 a 2 con un débil y deslucido equipo de San Marcos, que a priori, postula como candidato a sufrir esta temporada. Esto ponía una tarea nada fácil para los dirigidos por el “Tigre”, el ir a buscar la clasificación a Calama, estadio en el cual se hizo el ridículo cuando ya acababa el torneo anterior que catapultó a los loínos a la “B”. Cobreloa, que también buscaba la clasificación en la última fecha, salió con todo y finalmente hizo sentir su localía imponiendo términos decretando un claro 2 a 0 y clasificando a siguiente ronda. Cero puntos, cero gol a favor, desperdicio de clasificación y un rendimiento pobrísimo fue lo que dejó la segunda rueda de la Copa, con un dejo de relajo y falta de actitud preocupante, cayendo de la cima al abismo en tres partidos.
N
o todo fue malo, pues dentro de este desastre destacaron algunos nombres propios por sobre lo colectivo: el portero argentino Matías Dituro que se lució con un penal tapado ante la U y su ausencia se hizo notar ante San Marcos, además de hacer olvidar rápidamente al saliente golero Pablo Aurrecochea. Branco Ampuero que jugando en su puesto natural en el centro de la zaga, y ante la baja de Riquelme y Delfino, ha sido puntal importantísimo para salvar su valla en varias oportunidades.

El argentino llegado desde Deportes Iquique, Alberto Martín Gómez, se ha transformado en el “abrelatas” en ofensiva y en uno de los hombres más peligrosos a la hora de crear peligro en el arco rival. Y por último, la promesa de la Sub 20 Marcos Bolados que se empieza a afirmar como titular y éste debiese ser el año de la pre consolidación antes de saltar a otro equipo o liga más importante.

Las ganas de ver un CDA mejorado tras este fracaso copero se difuminaron con la lluvia, que fue la responsable de suspender el partido ante Universidad de Concepción, debido a la falta de personal policial para resguardar los alrededores del Estadio Regional, recinto que aguantó muy bien los milímetros caídos durante el fin de semana en la capital minera mundial.

Este receso le dio tiempo al cuerpo técnico de recuperar dos nombres que habían estado ausentes en los últimos duelos por sendas lesiones de cara al partido de este sábado 15 de agosto ante Audax Italiano en el sintético de La Florida. Así es como Rodrigo Riquelme volverá a las citaciones, y deberá suplir a una de las figuras Pumas en lo transcurrido de temporada, el puertomontino Branco Ampuero, que sufrió un desgarro durante la semana. Por otro lado, el campeón con Cobresal Francisco Sánchez, volverá por la banda derecha para ser alternativa para reemplazar a un irregular Francisco Sepúlveda. Entre las bajas se debe considerar la ausencia de Marcos Bolados que se encuentra de gira por España con la Rojita Sub 20.

Vamos Pumas que aún quedan largos 14 partidos para seguir soñando en poder conseguir de una vez por todas un título importante. A pesar de todo, hasta aquí solo queda eso: seguir soñando.