Colegio Médico de Antofagasta rechaza declaraciones de Subsecretario de Salud

[adsense]

El Colegio Médico de Chile y su Consejo Regional Antofagasta, rechazan las desafortunadas declaraciones formuladas por el Subsecretario de Salud, Dr. Jaime Burrows, quien afirmó erróneamente que el presidente nacional del Colegio Médico de Chile, Dr. Enrique Paris, no apoyaba la solicitud de zona saturada efectuada por el Colegio Médico Regional Antofagasta, situación que no es efectiva, muy por el contrario,  dicha petición cuenta con el más absoluto respaldo del Dr. Paris y toda su mesa directiva.

Esta decisión del Colegio Médico de Chile se sustenta, tanto del estudio de polimetales, realizado por el gremio en esa ciudad, como también luego que el Departamento de Medio Ambiente de la Orden, informara recientemente, a la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados, los pésimos resultados  del reciente estudio de bio accesibilidad de polvos polimetálicos, realizado por nuestra institución en el Centro Nacional de Medio Ambiente (CENMA). Dicha investigación demuestra, que dichos polvos contaminantes, presentes en el borde costero, frente al puerto de Antofagasta, presentan una alta bio accesibilidad de ser ingeridos por la población, siendo peligrosos para la salud humana.

Es por este motivo, que junto con aclarar las afirmaciones de la autoridad de salud, insistimos en solicitar a al Gobierno, que se decrete zona saturada a Antofagasta, proceso administrativo que daría paso posteriormente, a un plan de descontaminación efectivo para esa comuna, gravemente afectada por la alta presencia en sus calles de polimetales peligrosos para la salud de la población.

[blocktext align=»left»]Investigaciones señalan que polvos contaminantes presentes en el borde costero presentan una alta bio accesibilidad de ser ingeridos por la población, siendo peligrosos para la salud humana.[/blocktext]

Asimismo, el  gremio médico nacional, desea manifestar a las autoridades, que los habitantes de Antofagasta, que consumieron agua potable, con alto contenido de arsénico entre 1958 y 1970, procedente de la aducción de Toconce, presentan hoy una alta susceptibilidad al cáncer, situación evidenciada mediante diversos estudios realizados por miembros de la Orden, resultados que encuentran correlato en los informes del propio Minsal, que dan cuenta que los habitantes de la Región de Antofagasta, fallecen tres años antes que el resto de los ciudadanos del país, producto de dicha patología, lo que también se encuentra graficado en el Estudio de Prevalencia de Cáncer de la Región de Antofagasta, aspecto que debiera dar paso a una política pública especial de Auge Regional para esa zona del país, con el objetivo de brindar cobertura total a los diversos tipos de cánceres que están afectando a los ciudadanos.

Por esta razón, según el Colegio Médico, dicha población, no debiera estar expuesta a ningún tipo de contaminación, ni menos a emisiones procedentes de actividades industriales peligrosas, como la presencia de galpones con concentrados polimetálicos ultrafinos, ubicados en pleno centro portuario de esa ciudad, a metros de establecimientos educacionales y zonas residenciales, instalaciones que debieran ser retiradas del radio urbano, eliminando de raíz la fuente que la genera.

Finalmente, el Colegio Médico de Chile, enfatiza, que la propia Secretaría Regional Ministerial de Salud de Antofagasta, ya ha cursado a la fecha una larga lista de sumarios a la firma Antofagasta Terminal Internacional (ATI), empresa operadora de los galpones de concentrados mineros situados en el puerto de Antofagasta, debido a una seguidilla de irregularidades en sus operaciones, detectadas mediante la fiscalización de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), cuyas sanciones fueron apeladas recientemente por abogados de esa compañía, ante el Tribunal Ambiental en Santiago, con el objetivo de no pagar una multa de $860 millones, cursada por la SMA y evitar también la limpieza de los sectores del centro de la ciudad afectados por la contaminación portuaria.

[adsense]