Una mirada hacia el futuro del sector minero

yoopinovilmamagnata

[adsense]

La industria Minera enfrenta sin duda uno de sus momentos más complejos, a la caída en el precio del cobre su suman otras variables que lo hacen más difícil. La baja en la ley del mineral e indicadores de productividad, la escases hídrica y el alto costo de la energía, nos motivan para hacer el análisis y destacar otros factores que ayuden a que la minería vuelva a tener el rol preponderante en este país históricamente minero.

En estos últimos años, Chile ha acumulado conocimiento, experiencia y avances tecnológicos en temas de minería, el que debe ser utilizado para dar un gran salto cualitativo en el desarrollo de nuevas estrategias, que nos permitan avanzar en estos momentos. A continuación se analizan algunos desafíos del sector para enfrentar este crítico escenario.

En el aspecto Hídrico, y considerando que las operaciones mineras están situadas en su mayoría en zonas de escases, el uso de agua se transformó en uno de sus mayores desafíos. Desde el Consejo Minero (CM) señalan que “con las exigentes regulaciones medioambientales a las que se somete el sector minero, se han adoptado estrictas medidas de cuidado en el consumo de agua y esto ha sido especialmente eficiente en su uso en el último año”. En el 2009 se utilizaban 0,67 m3 de agua para procesar una tonelada de cobre, hoy se utilizan 0,53 m3 de agua. Del mismo modo la tasa de recuperación y reutilización de agua llega hoy al 74%, una de las más altas comparadas con otros sectores productivos.

ESTÁNDARES DE CALIDAD

Además, en los últimos tres años se han hecho costosas inversiones en plantas desaladoras, las que transportan agua hacia las faenas mineras para utilizarlas en sus procesos. Por otro lado una serie de proyectos se han paralizado por conflictos con las comunidades o por problemas medioambientales y este es un aspecto clave si se quiere avanzar. Por lo tanto, el Consejo Minero ha logrado determinar y actualizar los estándares para que sus asociados, mineras, proveedores y mundo académico, logren adaptarse a las nuevas exigencias y así construir y desarrollar todo proyecto bajo estas nuevas normas.

[blocktext align=»left»]Según la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) durante el año 2000 el indicador de productividad llegaba a 1,00 (toneladas de cobre producidas por HH) y desde el año 2008 se ha producido un constante descenso, ese año el indicador en Minería llegó a 0,88 y durante el 2014 sólo alcanzó el 0,80. [/blocktext]

Por su parte, la energía eléctrica se ha convertido en uno de los insumos más críticos para la competitividad de la minería chilena, donde el 20 % de los costos operacionales, lo constituye el costo en energía eléctrica. De esta manera, las empresas socias del CM vienen incorporando desde hace tiempo la eficiencia energética en su gestión productiva y en el diseño de sus nuevos proyectos, y ahora se han comprometido aún más con este objetivo. Se está apostando a contribuir con tecnologías limpias, construyendo parques eólicos y solares. Con lo anterior se espera no sólo bajar el indicador de costo, sino también reducir el impacto medio ambiental.

Así, cuando hablamos de productividad se toca un tema país y es la prioridad número uno que deberá enfrentar la industria. Según la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) durante el año 2000 el indicador de productividad llegaba a 1,00 (toneladas de cobre producidas por HH) y desde el año 2008 se ha producido un constante descenso, ese año el indicador en Minería llegó a 0,88 y durante el 2014 sólo alcanzó el 0,80.

Finalmente, un aspecto importantísimo a destacar es la disponibilidad de capital humano. El Consejo Minero a través de su Consejo de Competencias (organismo asesor), trabaja desde hace cuatro años en el estudio de los perfiles que la industria requiere y requerirá en el futuro y ha entregado las herramientas a los organismos de educación y formación para alinearse a dicha demanda.

[adsense]