Precipitaciones de agua y nieve causaron algunos estragos en Calama

[adsense]

Un nuevo frente de mal tiempo afectó al norte de Chile, el que trajo fuertes vientos en la zona de Arica e Iquique y dejó precipitaciones de agua y nieve en el sector cordillerano de la Región de Antofagasta, afectando a localidades como Calama y Chuquicamata.

Desde muy temprano este viernes se activó el Comité Comunal de Emergencia junto a equipos de la Municipalidad, liderados por el alcalde, Esteban Velásquez, estuvieron muy atentos, prácticamente desde las 5 de la madrugada en que comenzó a afectar a la zona una fuerte lluvia que se extendió fácilmente por 3 horas de manera interrumpida y dejó al menos 5,4 mm de agua caída, prácticamente lo mismo que en todo un año en la ciudad.

Cabe destacar que fue el jefe comunal de Protección Civil y Emergencias, José Albarracín Córdova, quien advirtió muy temprano el jueves de la probabilidad de ocurrencia del fenómeno, incluso antes que ONEMI regional, con lo cual muchos pudieron tomar medidas preventivas.

No obstante, la potencia del inusual frente causó estragos en la comuna, con cortes de energía eléctrica en diversos sectores, que afectaron a unos 7 mil clientes tanto en la ciudad como en poblados de Alto Loa, según confirmo la empresa eléctrica ELECDA, que afortunadamente se fue reponiendo durante la jornada

Calles inundadas, semáforos apagados, viviendas anegadas y una veintena de albergados en la Escuela D 49 Vado de Topáter que fue dispuesta por el municipio para tal propósito.

Mientras que los servicios de telefonía y agua potable no se vieron interrumpidos.

Las faenas mineras también se vieron alteradas en sus operaciones, suspendiendo todo movimiento de operaciones mina en tres de las divisiones de Codelco en la zona (Radomiro Tomic, Ministro Hales y Chuquicamata), sólo operó normalmente la división Gabriela Mistral.

Desde la estatal se informó además que el tranque de relaves Talabre, en las cercanías de Chiuchiu con desechos industriales no presentó mayores inconvenientes, aunque es preocupación permanente de la ciudadanía por el riesgo que representa.

Los poblados de Alto Loa, al interior de la comuna, en la precordillera tuvieron fuertes lluvias, rayos y agua-nieve provocando problemas en las rutas de acceso, anegamiento en las viviendas y cortes de energía eléctrica, siendo los más afectados: Caspana, Cupo, Ayquina y Toconce, lugares hasta donde concurrió personal del Departamento Andino del Municipio para facilitar ropa de abrigo, nylon y otros enseres.

La Municipalidad a través de su Dirección de Desarrollo Comunitario atendió la emergencia llevando alimento y ropa de abrigo a quienes llegaron tanto al Albergue dispuesto en la Escuela D 49 por la emergencia, como al habilitado por este invierno para personas en situación de calle donde acuden cerca de 40 personas.

El mismo modo, se entregó material de emergencia, especialmente nylon a más de 700 familias cuyas casas se vieron sobrepasadas por la cantidad de agua caía, mientras que el equipo de asistentes sociales y otros profesionales de la repartición municipal evaluó en terreno los casos más críticos, respecto de los cuales habrá un seguimiento durante las sucesivas jornadas.

En cuanto a los recintos municipales como consultorios y colegios municipales, estos resistieron las lluvias sin mayores problemas, arreglándose rápidamente anegamientos. En el caso de los establecimientos educacionales, los cuales no contaron con clases, las que estaban previamente suspendidas por haber una jornada de reflexión son tuvieron mayores inconvenientes según se reportó.

Paulatinamente, en horas de la tarde y con la salida del sol se fue retomando la normalidad en la capital loína y sus poblados , inquieta eso sí, el frío que se dejará sentir en las próximas horas y días, lo que podría provocar un aumento de enfermedades respiratorias, por lo que el alcalde instruyó al equipo de salud municipal para activar un plan de contingencia que permita enfrentar de la mejor manera en los CESFAM, CECOF y SAPUS la contingencia, al tiempo que se recomendó a los vecinos evitar cambios bruscos de temperatura.

Finalmente, desde el municipio se informó que gracias al trabajo conjunto y coordinado de sus direcciones por medio del Comité Comunal de Emergencia, se logró hacer frente a la contingencia, restando evaluar los daños que este sistema frontal dejará en la infraestructura comunal, especialmente calles y otros, para lo cual se espera el gobierno disponga los recursos correspondientes a la brevedad.

[adsense]