CORE pone en jaque acuerdo del gobierno y alcaldes de Antofagasta

La mala relación entre los COREs  y el segundo piso de la Intendencia conllevó a un nuevo round. En esta oportunidad con un tema sensible, el rechazo a traspasar los recursos comprometidos por el gobierno para la Asociación Regional de Municipalidades de Antofagasta equivalente a 3.400 millones de pesos durante el 2016, e idéntica cifra en 2017 y 2018.

Según consigna El Mercurio de Antofagasta, estos recursos iban a salir del FNDR local, lo cual fue objetado hace unos días por los consejeros regionales, alterando los planes que en esta materia tenían los ediles con el Intendente Valentín Volta. En efecto, en la última sesión del consejo, una mayoría de sus integrantes manifestó molestia por el nuevo compromiso económico adquirido por el Intendente y que previamente no fue discutido con el cuerpo colegiado.

De esta manera, desde el Core se planteó voluntad de aportar sólo el 30% de lo acordado y demandar que el resto provenga de la Subdere. El acuerdo de los cores además indica que ese 30% de aporte local saldría de los fondos que el Ministerio de Hacienda adeuda hace años a la región por «ingresos propios» (patentes mineras, ley de casinos y venta de terrenos), para evitar alteraciones en la planificación financiera normal.

Las negociaciones

En este contexto los alcaldes han comenzado nuevamente a inquietarse e incluso algunos han planteado, todavía de forma reservada, retomar la movilización debido a los «incumplimientos». El aumento de la tensión es tal que para mañana el gobierno agendó una reunión con los ediles y la ministra de Minería, Aurora Williams, quien actúa como puente con Santiago en el manejo del conflicto.

Dicho encuentro brindará también a los alcaldes la oportunidad de reiterar a la ministra que su demanda central es un cambio en la fórmula de distribución del impuesto específico a la minería («royalty»), que hoy se destina a innovación y a los FNDR.

El Intendente Valentín Volta lamentó ayer los reparos planteados desde el Core, asegurando que la entrega de los recursos, a lo menos de la primera remesa, no alteraba la planificación financiera local. «Esa plata ($3.400 millones) iba a salir de los premios por eficiencia, que son platas nuevas, que estaban fuera del presupuesto. Por eso nos parecía una buena fórmula», dijo.

Volta planteó que no obstante esta postura, existen conversaciones con los consejeros y con la propia Subdere para buscar una fórmula que satisfaga a todas las partes. Lo que sí dejó en claro el Intendente es que un eventual aporte desde la Subdere ya no es posible para 2016 y, por tanto, al menos este año habría que apostar por fuentes locales.

Fuente Fotografía: SoyChile.cl