«Teresita Dedos Verdes» el cuento que busca rescatar la memoria histórica familiar de nuestro país

[adsense]

Como resultado de una profunda investigación sobre las memorias familiares y el objetivo de colaborar en el rescate de la identidad nacional, la académica de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, Juana Lorena Campos Bustos, presenta el cuento ilustrado ‘Teresita Dedos Verdes’.

Acompañada por las ilustraciones de Sofía Venzano, las páginas del libro desarrollan la historia de un integrante de su familia.  “En general todos estamos marcados por nuestros antepasados, somos lo que ellos fueron y nos vamos reescribiendo, pero tenemos la posibilidad de reescribirnos mejor cuando sabemos quién nos relató primero”, asegura la autora.

La inspiración para escribir la historia de una mujer, desde su niñez en el campo hasta el momento en que mira para atrás para recordar cómo ha sido su vida, vino desde las clases que dicta a sus alumnos en la universidad; cátedras en las que busca incentivarlos a plasmar en sus textos la búsqueda de una identidad, “sin tratar de maquillar un pasado que debe tener madres perfectas, padres perfectos, sino que simplemente lo que se vivió, lo que se sintió cuando se vivió”.

El cuento se inscribe como parte de su trabajo creativo basado en la indagación de las memorias de las mujeres de Chile que narran sus historias de sencillez y honestidad. Un proyecto que se suma a su labor como docente en literatura hispanoamericana e infantil, y a sus múltiples estudios sobre interculturalidad y memoria familiar.

Puedes leer el cuento aquí: http://libros.uchile.cl

Rescate

Juana Lorena Campos Bustos es Doctora en Literatura y académica de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile. Sus principales líneas de investigación y docencia son la literatura hispanoamericana y la literatura infantil. En este contexto ha realizado múltiples estudios en los temas de interculturalidad y memoria familiar. El libro ‘Teresita Dedos Verdes’ se inscribe como parte de su trabajo creativo basado en la indagación de las memorias de las mujeres de Chile que narran sus historias de sencillez y honestidad.

Al ser consultada por el recibimiento de esta obra, la autora señala que «tiene que ver con que a los niños les guste lo que lean. La literatura infantil es igual a la literatura en términos generales, la que escriben adultos para adultos. Me parece que al ser una escritura honestamente dirigida a los niños, a ellos los conmueve, porque los niños se conmueven tanto o más que los adultos con el arte, entonces, la forma de incentivar a la lectura es hacer una escritura franca, desde el corazón».

Respecto al segmento al cual va dirigido el cuento, Campos Bustos explica que «no necesariamente tiene que ver con una edad, sino con la sensibilidad de lo que es la familia para nosotros, nuestra historia, la memoria de quiénes fueron nuestros abuelos, nuestros papás, nuestros tíos, saber de dónde somos. Evidentemente es un relato para niños, pero no está hecho mediante protocolos de edad o tema específico», finaliza.

[adsense]