Minera Escondida denuncia actos de violencia y trabajadores desmienten versiones

[adsense]

Sigue la huelga de trabajadores de Minera Escondida, luego de no llegar a un acuerdo con la empresa. La movilización no ha estado exenta de problemas, ya que al incendio que se produjo en instalaciones el pasado viernes, ahora se suma una denuncia de nuevos incidentes al interior de la mina.

Esta vez, Escondida a través de un comunicado, denuncia que este sábado pasadas las 18 horas «más de 300 personas encapuchadas se dirigieron desde el campamento temporal del Sindicato N°1 al interior de faena, irrumpiendo en el campamento Villa Cerros Alegres. Los contratistas, que se encontraban en las instalaciones, fueron obligados, bajo amenaza, a abandonar la faena de manera abrupta».

El documento además señala que los encapuchados, «activaron los sistemas de alarma de incendio en los pabellones, generando destrozos y hurtos de especies. Finalmente, un grupo menor se dirigió a la garita de acceso principal P1, cortando el suministro eléctrico, dejando fuera de servicio las cámaras de vigilancia y sistema de verificación de ingreso, obligando a personal de Prosegur a bajar de faena.»

La empresa señala que los trabajadores en huelga han realizado distintos bloqueos y barricadas, tanto en la ruta de acceso a la mina como en los caminos al interior de faena. «Debido a esto, trabajadores de empresas contratistas como Sodexo, Ecora e IMG, han visto vulnerados sus derechos laborales al impedirse su ingreso a faena», señala el comunicado.

Desmentido

Luego de las denuncias realizadas por la empresa, el Sindicato Nº1 de trabajadores de Minera Escondida, realiza un desmentido de los hechos a través de un comunicado público.

En el documento, los trabajadores señalan que en cuanto a supuestos bloqueos en las faenas, «cabe precisar que un grupo de trabajadores ha estado controlando el ingreso de personas a las faenas a fin de cerciorarse que no se introduzcan reemplazos ilegales de huelguistas. Esta acción ha sido espontánea de estos trabajadores y tiene como antecedente las múltiples infracciones en que ha incurrido Minera Escondida a la legislación laboral y a la libertad sindical en los últimos tiempos, que incluso le han valido la condena por nuestros tribunales superiores de justicia».

Respecto a la denuncia de amenazas, robos y destrozos, «el Sindicato sólo tiene información de que un grupo menor a 200 trabajadores realizaron en horas de la tarde del día sábado 11 de febrero pasado, una caminata pacífica al denominado Campamento 2000, pero sin tener antecedente alguno de los incidentes que relata la Empresa. En estos momentos los más de 1.200 trabajadores se mantienen acampando de forma completamente tranquila en las afueras de las instalaciones de la Empresa», finalizan.