Descenso de inversión inmobiliaria en Antofagasta afectaría oferta de vivienda para el 2019

Una menor construcción de viviendas al 2019 es la estimación que resulta de las estadísticas elaboradas por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Antofagasta, las que exhibieron entre enero y junio de este año un significativo descenso en la inversión inmobiliaria local. Dato que se sustenta en la ausencia de nuevos permisos de edificación.

De esta forma la inversión acumulada el primer y segundo trimestre 2017 respecto al 2016 presenta una disminución de -18,5% (9.923 millones de pesos a 8.087 millones de pesos) lo cual se condice con las cifras negativas de la actividad de la construcción a nivel regional y nacional.

Para el presidente regional del gremio Andrew Trench, esta “tendencia a la baja menos negativa, también ha evidenciado un leve crecimiento pero siempre por debajo de lo esperado, lo que proyecta una reducción de 60% en unidades habitacionales para un año normal”.

El débil aumento de la inversión se registró con más notoriedad el trimestre abril – junio por un total de 4.816 millones de pesos, 47,2% más alta a la inversión estimada en el trimestre enero-marzo 2017 que alcanzó los 3.271 millones de pesos.

Pese a lo anterior, el escenario no es muy auspicioso para los próximos meses ante la falta de nuevos proyectos inmobiliarios en la ciudad, basado en la cantidad de permisos de edificación aprobados – solo 3 – en lo que va del año.

“El escaso número de permisos de edificación para nuevos proyectos durante los últimos dos trimestres es la antesala a una falta de departamentos disponibles para la venta, que podría hacerse notar a partir de 18 meses más, tiempo promedio que dura el proceso constructivo de los actuales edificios en etapa de obra”, indicó Trench.

Respecto a precios, el informe señala que en departamentos el promedio del trimestre actual disminuyó 3,6% respecto al trimestre anterior, pasando de 4.350 a 4.193 UF. Ante esto el dirigente gremial sostuvo que el momento representa una buena oportunidad para adquirir una vivienda de este tipo tomando en cuenta también la tasa de interés que ofrece la banca en créditos hipotecarios, y las condiciones especiales y personalizadas para cada cliente que ofrecen las inmobiliarias.