Carabinero honorario saludó a nuevo jefe en Calama

Cedida

Cuando tenía 6 años el pequeño Amaro cumplió su sueño de ser parte de Carabineros de Chile, institución que quiere, admira y respeta desde cuando tenía tres añitos.

Su cariño por Carabineros y sus sueños fueron conocidos por la Oficina de Integración Comunitaria de la 1ª Comisaría de Calama, quienes de inmediato comenzaron a trabajar para sorprender al pequeño. Y fue así que el 2016 en una ceremonia fue nombrado oficialmente como Carabinero Honorario.

Desde esa fecha, el pequeño que sufre de una patología llamada Aurionosis y de una catarata crónica en su ojo derecho, situación que lo podría dejar sin visión, ha vestido con orgullo su uniforme verde, asistido a actividades junto a sus “colegas” y hace unos días, como corresponde a un buen Carabinero se presentó con el nuevo Prefecto de El Loa, el Teniente Coronel Juan Pezoa Ponce.

Fue así que el pequeño junto a su madre llegaron puntuales a la cita con el nuevo jefe en Calama y vistiendo impecable su uniforme conversó con el comandante Pezoa que lo recibió en su oficina, donde conversaron del viaje del viaje a Santiago del pequeño en el cual gracias a la gestión de particulares y de la Oficina de Integración Comunitaria de la 1ª Comisaría de Calama conocerá el GOPE, el Orfeón Nacional de Carabineros, la Escuela de Oficiales y estará presente en el cambio de guardia en el Palacio de La Moneda.