Pequeños del Hospital Regional de Antofagasta iniciaron su año escolar

Hospital Regional de Antofagasta

Este mes de marzo también comenzaron las clases en el aula hospitalaria “San Antonio” que funciona en el Hospital Regional de Antofagasta. El año escolar comenzó y de ello no quedan fuera los pequeños que por diversas patologías no pueden asistir a un establecimiento regular de educación.

Por tanto, Belén, Jeremías, Héctor, Alan, Vladimir, Ricardo, Javiera, Lissitt, Jorge y Juanita comenzaron sus clases con las profesoras Nicol Ángel y Yoselin Cisternas, quienes desde hace siete años se encargan de que los niños no pierdan continuidad en su educación por padecer distintas enfermedades incorporándose posteriormente a esta instancia las docentes Massiel Montt, Verónica Hormazábal y Paula Otaiza.

Yoselin Cisternas, profesora y directora del aula, expresó que “partimos con mucha energía este año escolar, los alumnos nuevos se están adaptando muy bien y están optimistas de poder seguir con su educación a pesar de la patología que los afecta”.

El aula hospitalaria “San Antonio”, también se encarga de brindar educación a los niños que se encuentran hospitalizados por cortos periodos de tiempo, entre los más frecuentes están los niños que han padecido de apendicitis, neumonía, fracturas y quemaduras, entre otros, para que no pierdan su año escolar y puedan distraerse de la enfermedad que los aqueja, siendo actualmente en este caso 15 pequeños más.

Entre las patologías que les impiden a los alumnos permanentes asistir a un sistema regular de educación está la leucemia, neuropatía, distrofia muscular, fractura de cadera, epilepsia y luxofractura de rodilla, entre otros.

La creación de escuelas y aulas hospitalarias, es un mandato de la Ley de Integración Social Nº 19.284, artículo Nº 31 y su Reglamento para la Educación, Decreto Supremo Nº1 de 1998 que establece la necesidad de adoptar medidas que posibiliten a los escolares, que por razones de salud deban permanecer en centros hospitalarios, continuar recibiendo atención educativa correspondiente a sus niveles y cursos, siendo esta iniciativa muy beneficiosa tanto para los niños como para sus familias.