Se entregó chofer de tragedia en sector centro alto de Antofagasta

Cedida

En el Juzgado de Garantía finalmente se entregó el conductor que, hace 12 días, atropelló y dio muerte a una joven madre en el sector centro alto de Antofagasta.

El imputado, identificado con las iniciales D.I.H.F., de 23 años, se dio a la fuga del lugar de la tragedia y desde entonces era intensamente buscado por un equipo multidisciplinario de Carabineros, que levantó un fuerte cerco en su entorno. Personal del OS-9, la Subcomisaría de Investigación de Accidentes en el Tránsito (SIAT) y el Laboratorio de Criminalística (LABOCAR) realizó pericias y diligencias para establecer cómo ocurrieron los dramáticos hechos y dar con el paradero del joven.

Sin embargo, el martes finalmente D.I.H.F. decidió presentarse de manera voluntaria ante el tribunal, en compañía de un abogado particular.

En la misma jornada, la fiscal adjunto Gloria Araya Carreño formalizó en su contra la investigación por manejo en estado de ebriedad con resultado de muerte y no dar cuenta a la autoridad ni prestar auxilio a la víctima. Pese a que solicitó su prisión preventiva por peligro para la seguridad de la sociedad, el juzgado decretó su arresto domiciliario total y un plazo de 180 días para el cierre de la investigación.

Según la persecutora, por el primer delito el joven arriesga una pena que parte en 3 años y 1 día y hasta 10 años de presidio, mientras que por no prestar auxilio y huir del lugar, de 3 años y 1 día a 5 años de presidio.

El vocero de la Fiscalía Regional, José Troncoso Valdés, informó que en la audiencia de formalización de investigación «el juez dio por acreditado la existencia del delito y la participación, pero dada su irreprochable conducta anterior no otorgó la prisión preventiva. Se han dispuesto varias diligencias que permitirán establecer la causa de muerte y los demás presupuestos del caso, y dependiendo de ello la mantención de la calificación jurídica o recalificación a cuasidelito de homicidio. Las diligencias están pendientes».

Fatal atropello

Los hechos tuvieron como víctima a Roxana Noemí Iglesias Plaza, de 31 años y madre de cuatro hijos, tres de ellos mujeres.

La madrugada del pasado sábado 17, según testigos la joven encontró la muerte cuando pasaba de manera fortuita por un lugar en el que se habían generado tensos momentos tras una fiesta en la que hubo incidentes, que continuaron luego en la vía pública. La mujer- afirmaron -nada tenía que ver directamente con esos hechos y sólo intervino brevemente en el conflicto, con el fin de apaciguar los ánimos.

La fiesta se desarrolló en una casa esquina ubicada al oriente del pasaje Padre Hurtado y en ella tuvieron problemas los ocupantes de un automóvil Hyundai modelo Accent color blanco, que incluso apedreado. Los jóvenes se retiraron, pero luego retornaron y hubo nuevos incidentes en la calle.

Al intentar escapar en medio pedradas y de numerosas personas, quien conducía el vehículo retrocedió y atropelló a Roxana, para luego avanzar rápidamente y desaparecer del lugar, arrastrándola por aproximadamente 150 metros.

La víctima murió en la intersección del Pasaje Padre Hurtado con Avenida Padre Hurtado y horas después el móvil fue encontrado por Carabineros abandonado en la Ruta 28, que lleva a La Negra. La máquina presentaba diversas evidencias y también daños atribuibles al choque contra una barrera de contención de la ruta.