Internos de la cárcel de Antofagasta presentaron obra teatral

Cedida

Fueron internos del Módulo de Reclusión Especial de Antofagasta quienes se encargaron de dar vida a la obra «Resilencia» en el Teatro Pedro de la Barra en el marco de la finalización del proyecto FNDR “Autoría Teatral: Redescubro mi vida”, que ejecutó la Defensoría Regional de Antofagasta.

La historia fue construida por ellos mismos a partir de los talleres de expresión, creatividad y actuación que tuvieron desde noviembre de la mano de la actriz y directora del proyecto, Paulina Bustos. Según explicó Francisco, uno de los internos “La obra basa en una construcción colectiva de parte de mis compañeros y una estructura dramática por parte de la profesora en la cual tras ejercicios teatrales llegamos a la conclusión que lo que queríamos hablar era de abusos de poder, la vulnerabilidad de los niños como familiares de los internos y la religión”.

“En todos los años en que me he desempeñado como docente y actor, ésta es una de aquellas ocasiones en que me emociono muy profundamente, no solo por lo bien que lo hicieron sino porque es en este tipo de presentaciones en que la actuación y el arte se ven tan claramente como una expresión de vida, de libertad y de amor. Muchas gracias por este momento”, destacó Raúl Rocco, director de la Compañía de Teatro de la Universidad de Antofagasta.

Al término de la presentación de “Resiliencia”, se dio paso a la exhibición de tres cortometrajes que, al igual que una exposición fotográfica instalada a la entrada del salón, formaron parte del proyecto del Fondo Nacional de Desarrollo Social 2 % Seguridad Ciudadana y de carácter social y rehabilitación de drogas que ejecuta desde fines de 2017 la Defensoría Regional de Antofagasta para brindar a los internos del Módulo de Reclusión Especial del Complejo Carcelario una posibilidad de desarrollar sus habilidades expresivas, manejar los conflictos y adoptar herramientas para el control de sus impulsos.

A juicio de la Defensora Regional, Loreto Flores Tapia, “el resultado de este proyecto nos tiene muy motivados dado que trabajamos con un módulo que no había sido intervenido ni contaba con actividades de ninguna naturaleza por lo cual tuvimos gran adhesión por parte de los internos y una gran colaboración de parte de Gendarmería y la empresa concesionaria. La obra que hoy podremos apreciar es el fruto de un gran trabajo profesional de parte de la profesora pero, por sobre todo, la expresión del sentir de estas personas que viven en circunstancias extremas como lo es la privación de libertad”, comentó.