Hasta un carro de alimentos con baratas encontró la autoridad sanitaria en la «Feria de las Pulgas» de Antofagasta

Cedida

Un total de 10 Sumarios Sanitarios, 6 por venta ilegal de alimentos y otros 4 por comercializar insecticidas no autorizados, fue el resultado del operativo de fiscalización efectuado en la Feria Las Pulgas por la Seremi de Salud en compañía de funcionarios municipales y bajo el resguardo de Carabineros, acción que evidenció oferta de preparaciones sin ningún tipo de refrigeración y la existencia de plagas de baratas en uno de los carros decomisados.

Rossana Díaz Corro, Seremi de Salud detalló que la actividad fue realizada de manera coordinada con el Municipio lo que implicó la fiscalización y el levantamiento de las respectivas actas por parte de los inspectores de la Seremi y el retiro de los puestos móviles, mediante camiones pertenecientes a la Casa Consistorial, puntualizando que el órgano edil cursó también 10 partes municipales a los mismos infractores.

Restaurantes ilegales

La autoridad precisó que dos de los sumarios correspondieron a comerciantes que mediante el uso de toldos, mesas y sillas habían instalado improvisados restaurantes en el que ofrecían almuerzos y una serie de preparaciones sin contar con agua potable ni equipos de refrigeración en un ambiente de pisos de tierra que contravienen toda norma sanitaria. “De hecho en uno de éstos había una decena de personas consumiendo distintos tipos de platos”, acotó.

Las acciones del contingente de fiscalizadores, empleados municipales y Carabineros – alrededor de 30 personas – permitieron además, el decomiso de unos 500 sobres de productos químicos e insecticidas sin autorización, entre los que se halló el temido “Asesino” que es utilizado para eliminar perros y gatos.

Peculiaridad

En el marco de la fiscalización, los profesionales del área de alimentos decomisaron un carro metálico que en su interior contenía la existencia de baratas, móvil que fue retirado por personal municipal. En menos de una hora y luego al regresar al mismo punto, la propietaria de éste se había instalado con un nuevo carro, aunque al momento de la fiscalización sólo se pudo constatar la venta de bebidas gaseosas.

La Secretaria Regional Ministerial, subrayó que este tipo de operativos continuarán en la Capital Regional, enfatizando que las personas que deciden comprar alimentos en el comercio ilegal se exponen a contraer enfermedades como la hepatitis y a cuadros intestinales que pueden resultar graves e inclusive fatales.

Carro de alimentos fiscalizado por Seremi de Salud.