Más de 600 jóvenes participaron en diversos circuitos educativos este 2018

Circuitos Educativos
Foto: Antofagasta Joven

Con una jornada de educación y observación astronómica en el mirador de caleta El Cobre, el municipio a través del programa Antofagasta Joven cerró la temporada 2018 del denominado proyecto “Circuitos”, iniciativa que tiene como propósito educar y acercar el conocimiento en el ámbito medioambiental, astronómico y patrimonial a los jóvenes de la comuna.

En la ocasión, los participantes en esta actividad, contemplaron el crepúsculo en un escenario natural típico del desierto costero, caracterizado por un impresionante banco nuboso, el cual pudo ser observado desde lo alto, para luego continuar con una didáctica charla denominada “Ojos al Desnudo”, enfocada en el origen y composición de los diversos cuerpos celestes, galaxias y constelaciones, las cuales pueden ser apreciadas como dibujos en el cielo, asimismo, a través de modernos telescopios, observaron una variedad de cúmulos globulares, planetas, nebulosas y estrellas.

Cabe destacar que durante este año más de 600 jóvenes tuvieron la oportunidad de visitar distintos lugares de nuestra región, entre los cuales destaca, la reserva nacional La Chimba, las pictografías y arte rupestre que alberga quebrada El Médano, el oasis de niebla de Paposo, el museo Ferroviario de Baquedano, tranque Sloman y la exoficina salitrera Chacabuco, además, se realizaron jornadas de observación astronómica en la escultura Mano del Desierto, Estación Yungay y en el mirador de caleta El Cobre.

Al respecto, el Coordinador de Antofagasta Joven, Eduardo Videla, destacó la buena acogida que ha tenido este proyecto, “en cada convocatoria son cientos las postulaciones que nos llegan, existe un interés creciente por conocer nuestro entorno, la flora y fauna, y también sobre astronomía, por lo que esta iniciativa ha permitido que los jóvenes de Antofagasta puedan tener acceso a estos sitios de interés, a través de visitas educativas totalmente gratuitas”.

En este contexto, Macarena García, joven que participó en distintos circuitos durante el año, valoró que el municipio impulse este tipo de iniciativas “todo lo que conocí fue sorprendente, como cuando fui al tranque Sloman, nunca había pensado que existía una represa en medio del desierto, con cascada y todo, o cuando recorrimos Paposo, ver toda esa vegetación y hasta un zorro vimos, fue una gran experiencia y es bueno que los jóvenes vivan esto”, sostuvo.

De esta manera, durante el 2019 el municipio continuará llevando a cabo estas jornadas educativas en torno a nuestro patrimonio material histórico, astronómico y medio ambiental, entendiendo que es necesario que los jóvenes conozcan y comprendan la importancia de su preservación como un legado de identidad local.