Antofagasta vs Fluminense: La actitud no bastó

El CDA quedó eliminado de la Copa Sudamericana y ahora tiene la misión de recuperar terreno en el campeonato nacional

0
Antofagasta vs Fluminense
Foto: Miguel Zamora/Prensa Club Deportes Antofagasta

Por Hernando Rivera (@asheerre)

Era una jornada histórica. Un partido aparte, como reza el cliché futbolero. O al menos ese mantra se hacía necesario para que Deportes Antofagasta tuviese opciones de acceder a la siguiente fase de la Copa Sudamericana. Los dirigidos por Gerardo Ameli no habían dejado buenas sensaciones en las primeras fechas del torneo local. Antecedente desalentador en la previa del encuentro ante Fluminense de Brasil.

El CDA amagó a tener un arranque explosivo en la primera mitad. Sin embargo, repitió una deficiencia que había exhibido en sus últimas presentaciones: las ganas de salir a dominar a los cariocas, se vieron contrarrestadas por el mal funcionamiento de la zona de enlace.

Los mediocampistas Franz Schultz, Gabriel Sandoval y Marco Collao no estaban siendo capaces de construir juego ofensivo. Tampoco daban abasto a la hora de detener los avances del rival.

Fluminense aprovechó el comienzo impreciso pero impetuoso de Antofagasta. Cada vez que recuperaba la posesión, sorprendía en retroceso a la defensa albiceleste. En esa tónica fue como llegó la apertura del marcador, a los 18’. Airton ganó en una pelota dividida a Collao en el medio terreno y empezó una jugada que terminaría con un remate esquinado de Everaldo, al segundo palo de Fernando Hurtado.

El gol hizo que el equipo de Fernando Diniz le cediera la iniciativa al CDA. Un punto de inflexión que marcó la mejora del rendimiento de los antofagastinos en el armado. Los Pumas convirtieron el envión en empate, 7 minutos después del primer tanto. Un centro de Nicolás Peñailillo, desde la banda izquierda, fue conectado por Tobías Figueroa. El delantero argentino dejó solo frente al arco a Jason Flores, quien con un sutil cabezazo batió al arquero Rodolfo. Fiesta en el reducto de Avenida Angamos.

El cuadro de Rio de Janeiro acusó el golpe y Antofagasta fue por más. La figura de Felipe Flores fue fundamental en la arremetida. Demostró que es un jugador de partidos importantes, de esos que se agrandan en este tipo de instancias. En sus pies, el CDA tuvo la opción de irse en ventaja al descanso, pero falló en la definición.

En la segunda mitad, Los Pumas volvieron a tener problemas para encontrar profundidad en sus ataques. Aún así, fueron dominadores del encuentro y fueron los que estuvieron más cerca de ponerse en ventaja. No obstante, el partido cambió a los 63’. Alejandro Delfino le cometió una falta penal a Matheus Ferraz. Fernando Hurtado atajó el remate de Luciano y parecía que los locales lo tenían todo para quedarse con la llave.

El Calvo y Bascuñán se convirtió en una caldera. Los jugadores antofagastinos sintieron el empujón de los cerca de 15 mil espectadores. Fluminense aguantó los embates del CDA como pudo. En uno de ellos, Gonzalo Fierro descuidó su banda y dio vía libre para que los cariocas concretaran una jugada por el carril derecho, que terminó en gol de Luciano, quien se redimía después de haber fallado un penal seis minutos antes.

La ilusión duró poco. Deportes Antofagasta siguió insistiendo para llegar al arco de Rodolfo, pero ya no quedaban piernas ni ideas. Los ingresos de Ricardo Blanco, Eduard Bello y Adrián Balboa no dieron resultado. En los últimos minutos, el “Flu” pudo haber aumentado la diferencia, pero su impericia y la actuación de Hurtado no lo permitieron.

Desde lo anímico, el CDA mostró otra vibra en relación a lo que venía haciendo en el campeonato nacional. Efectivamente lo jugó como “un partido aparte”, pero a veces no basta con la actitud. Para recuperar terreno en la competencia local es fundamental corregir aspectos como la construcción del juego. Las expectativas son altas y Gerardo Ameli, junto a sus dirigidos, no han cumplido.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.