Realizan taller de salud sexual preventivo en Hospedería del Hogar de Cristo de Antofagasta

El objetivo fue entregar a los residentes, personas en situación de calle, información para prevenir infecciones de transmisión sexual. La actividad finaliza en junio con un test rápido de VIH. 

Hogar de Cristo
Hogar de Cristo

Según el Instituto de Salud Pública (ISP), durante el 2018 los casos confirmados por VIH aumentaron un 31% en Antofagasta, mientras que a nivel país fue de un 19%. Debido a esas alarmantes cifras, profesionales voluntarios de Fundación Trascender y ARPEVIH, agrupación de personas viviendo con VIH en Antofagasta, realizaron un taller preventivo en la Hospedería del Hogar de Cristo de esa ciudad.

El objetivo fue entregar a los residentes de la hospedería las herramientas necesarias para informarse y prevenir infecciones de transmisión sexual, así como los riesgos que significa permanecer en situación de calle.

Durante los últimos años, Trascender ha realizado talleres en beneficio de los residentes y trabajadores de la hospedería en diferentes temáticas.

Para Camila Aguilera, directora regional de Fundación Trascender, “este tipo de proyectos no solo demuestran la importancia del voluntariado profesional y el beneficio que le entrega a la comunidad, sino también la del trabajo articulado en red que estamos desarrollando con diferentes organizaciones en la ciudad”.

Los talleres, que comenzaron en abril, han estado a cargo de dos profesionales voluntarios de Trascender y ARPEVIH, los psicólogos Douglas Arteaga y Macarena Leyton. Para la etapa final, se espera la incorporación de una tercera voluntaria, Mayerling Castro, quien hasta ahora ha realizado labores de coordinación del taller.

Durante las primeras jornadas de trabajo, Douglas fue el encargado de exponer al equipo de la Hospedería los tipos de ITS y sus tratamientos, además de la correcta utilización y manejo de preservativos. “Es muy grato ver que hay instituciones a nivel social preocupadas por impartir educación sexual a toda la población, sin excluir a personas en situación de calle”, dijo Arteaga. “Las personas del hogar estaban muy interesadas en el tema, tenían hambre de conocimientos y por eso me voy muy contento”, agregó.

Por otra parte, Macarena Leyton ha trabajado la misma información, pero de manera directa a los hospedados, enfatizando en las consecuencias que implica estar infectado. Sobre su participación, comentó que “el trabajo como voluntaria me ha entregado mayores conocimientos en terreno y el ambiente laboral es pasional por las temáticas que se imparten y uno participa porque quiere hacerlo”.

El proyecto finaliza en junio con un Test Rápido de VIH para los residentes de la Hospedería del Hogar de Cristo.