Docentes de la UCN y UA redactan duro manifiesto contra eliminación de ramos de historia

0
clases
Foto: La Tercera

Manifiesto de profesoras y profesores de la línea de historia, geografía y ciencias sociales de carreras de Pedagogía en Educación Básica de Universidades de la región Antofagasta

Ante la noticia recibida el día viernes 24 de mayo sobre la propuesta del Consejo Nacional de Educación (CNED) y el Ministerio de Educación de Chile (MINEDUC), respecto a la eliminación de historia, geografía y ciencias sociales como asignatura obligatoria de Tercer y Cuarto Medio, manifestamos nuestra preocupación debido a lo siguiente:

  • La ausencia de mecanismos reales de consulta y participación de profesores en ejercicio escolar en la elaboración y revisión de las Bases Curriculares, tomando en cuenta que se desconoce el impacto de la consulta realizada en marzo del 2018, y su poca relación con las modificaciones posteriores a esa fecha.
  • La falta de argumentos técnicos del Ministerio de Educación para explicar su persistencia, tras ocho intentos fallidos en los últimos dos años, en quitar relevancia curricular a las asignaturas de historia, geografía y ciencias sociales, artes y educación física, considerando que hasta el 6 de febrero del 2019 el Consejo Nacional de Educación validó la importancia de estas asignaturas en el Plan Común de las tres modalidades.
  • La pérdida de un espacio crucial para la reflexión y problematización social, que era el propósito esencial de la asignatura en los últimos años de la enseñanza escolar, y que por ley, debe tener un foco totalmente diferente a la nueva asignatura de Educación Ciudadana.

Estas últimas modificaciones no están en sintonía con el trabajo de aula que se ha realizado ni con los planteamientos educativos de las Bases Curriculares de Educación Parvularia, Básica y Media (7°- II Medio). Esto representa una ausencia de sentido ante las necesidades reales de la cultura y la sociedad en que estamos insertos y una evidente desarticulación de áreas del conocimiento que son cruciales en la formación de nuestros adolescentes.

Específicamente, la Escuela de Educación de la Universidad Católica del Norte (UCN) ha venido desarrollando desde el año 2016 un proceso de acompañamiento a los establecimientos de la Región de Antofagasta en el proceso de implementación de la Ley 20.911 que crea el Plan de Formación Ciudadana.

De manera similar, desde la Universidad de Antofagasta (UA), se han implementado programas institucionales que recogen las problemáticas de género, medioambientales y ciudadanas contenidas en el Plan de Formación Ciudadana, buscando la promoción, desde el profesorado de dicha casa de estudios, el contacto, la transferencia y la difusión en los distintos establecimientos educativos de la región. Por lo anterior, consideramos que la propuesta de reemplazar el área de historia, geografía y ciencias sociales por una asignatura de Educación Ciudadana genera un retroceso en la misma propuesta que levantó el Ministerio de Educación desde el año 2015.

Ha sido largo el camino que se ha transitado para lograr que los establecimientos educacionales se apropien de la idea de que la construcción de la ciudadana o el ciudadano que requiere nuestro contexto actual, debe ser una responsabilidad conjunta de todos los actores del sistema escolar y de todas las áreas del conocimiento, puesto que a través de las propuestas de estas se puede contribuir a dar respuestas y generar acciones que respondan a las problemáticas sociales, políticas y económicas que nos afectan.

Parcelar el conocimiento, las habilidades y actitudes en lo que respecta a la educación ciudadana no nos hará más que volver a visiones minimalistas sobre la misma, y a seguir tensionando la idea de que las áreas del conocimiento son unidades individuales que no se articulan entre sí.

Consideramos la necesidad de mantener la asignatura de historia, geografía y ciencias sociales en los años terminales de la educación media. La mirada expresada por algunas de las autoridades del Ministerio de Educación de Chile para justificar la readecuación del currículo desde primero básico hasta segundo medio no han hecho más que demostrar el desconocimiento de los procesos implicados en el desarrollo de las habilidades del pensamiento social.

Al respecto, hacemos un llamado al Ministerio de Educación a tomar en consideración las investigaciones que se han hecho al respecto desde la Didáctica de la historia, la geografía y las ciencias sociales. El nivel de desarrollo de pensamiento crítico, de la contextualización y empatía histórica, del pensamiento geográfico e histórico son procesos que se mantienen a través del tiempo, y que se van profundizando a medida que se va alcanzando una mayor madurez cognitiva.

Así mismo, consideramos que una medida de este tipo no hace más que profundizar la realidad de una región como Antofagasta que no cuenta con instituciones universitarias dedicadas a la formación de profesores y profesoras de historia, geografía y ciencias sociales en Educación Media.

Esto impacta negativamente no solo al necesario recambio de profesores en el sistema escolar, sino también en todas aquellas otras instituciones y organismos que requieren de tales profesionales.

Por último, señalamos que la ausencia de historia, geografía y ciencias sociales es especialmente conflictiva en nuestro particular contexto regional, puesto que Antofagasta constituye un espacio marcado por conflictos socioambientales y tensiones fronterizas con los países vecinos, derivados de un modelo económico y político que no ha logrado establecer una relación armónica ni con los territorios, ni con sus poblaciones.

El abordaje de estas problemáticas requiere de una formación en el ámbito de la historia, geografía y ciencias sociales dentro del plan común obligatorio de todas y todos los estudiantes, ya que es lo que permitirá desarrollar en las nuevas generaciones las competencias, las habilidades y las actitudes necesarias para trabajar en la construcción de una región que reconozca su pasado, su presente y pueda construir un mejor futuro.

Además, producto de los procesos migratorios que vivenciamos, las ciencias sociales nos otorgan las herramientas para comprender el valor de la diversidad cultural, y tener una mirada empática y solidaria con los grupos humanos que se integran en la mencionada Región.

Por esto, y por otras razones que podemos seguir profundizando, no estamos de acuerdo con la eliminación de la obligatoriedad de la asignatura de historia, geografía y ciencias sociales en Tercero y Cuarto Medio.

Al mismo tiempo declaramos que estamos dispuestos a utilizar la coyuntura actual a fin de que el Ministerio de Educación de Chile, comprenda el valor de las asignaturas eliminadas.

Creemos que se debe plantear el foco en las finalidades de la enseñanza de la historia, la geografía y las ciencias sociales, considerando el valor formativo de la asignatura y asumiendo las oportunidades que entrega para que las generaciones futuras sean agentes participes y activos en la construcción de una sociedad democrática, justa e inclusiva.

Firmantes

Profesores/as de Historia, Geografía y Ciencias Sociales

Dra. Sixtina Pinochet Pinochet (Académica Escuela de Educación)

Dr. Javier Mercado Guerra (Académico Escuela de Educación)

Mg. David Rojas Contreras (Académico Escuela de Educación)

Mg. Ramiro Vargas Meza (Académico de Escuela de Educación, Director DELTA)
Universidad Católica del Norte

Dr. Jesús Marolla Guajardo (Académico Vicerectoría de Investigación)

Dr. Juan José Salinas Valdés (Académico Facultad de Educación)

Universidad de Antofagasta

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.