Estudio UC: Tocopillanos tienen el doble de probabilidades de morir por tumores

El informe realizado por el Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica, determinó que habitantes de zonas con termoeléctricas se enferman 4 veces más.

FuturoRenovable.cl

En Chile existen 28 termoeléctricas que funcionan con carbón, 19 de ellas concentradas en las ciudades de Tocopilla, Huasco y Mejillones, en el norte del país.

Estas tres comunas fueron analizadas en un estudio realizado por el Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica, a solicitud de la organización Chile Sustentable, con el objetivo de medir los daños en la salud de sus habitantes asociados a la presencia de termoeléctricas.

Según informa La Tercera, los resultados obtenidos fueron calificados como “preocupantes”. Esto, debido a que los riesgos de muerte y de prevalencia de distintas enfermedades es significativamente mayor en Tocopilla y Huasco, en comparación con los niveles promedio del resto del país.

El primero de su tipo

Sandra Cortés, académica de Salud Pública de la UC, e investigadora del Centro de Enfermedades Crónicas y del Centro Desarrollo Sustentable, aseguró al matutino que «casi no existen en Chile estudios relacionados con los efectos en la salud de las personas que conviven con termoeléctricas y es necesario tener información objetiva sobre esto”.

Este estudio analizó las tasas de muerte y de atenciones en los centros de salud de los habitantes de estas tres ciudades (Tocopilla, Huasco y Mejillones) para enfermedades respiratorias, circulatorias, cerebrovasculares y tumores malignos, entre otras -todas asociadas a la combustión del carbón, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)-, y las compararon con los parámetros nacionales en las mismas patologías.

Así, descubrieron, por ejemplo, que el riesgo de morir por una enfermedad cerebrovascular en Huasco es 281% mayor que el promedio nacional; las probabilidades de desarrollar enfermedades crónicas de las vías respiratorias es un 139% más alta y que la presencia de pacientes con asma es casi cuatro veces mayor que en el resto del país.

En Tocopilla, la situación es similar: el riesgo de fallecer a causa de tumores malignos en tráquea, bronquios y pulmón es 172% mayor, mientras que las atenciones médicas de pacientes con patologías crónicas de las vías respiratorias y con enfermedades isquémicas del corazón prácticamente duplican a las del promedio nacional.

Los datos de Mejillones no arrojaron diferencias estadísticamente significativas con el resto del país.

Descontaminación

El gobierno anunció en junio pasado un programa para el retiro de las ocho termoeléctricas más antiguas a 2024 y el retiro total a 2040.

Sara Larraín, directora ejecutiva del Programa Chile Sustentable, considera que el cronograma de cierre presentado por el gobierno es “insuficiente”. “Solo pone fecha de cierre a las más antiguas. Eso no es tener voluntad de aliviar los impactos en la salud de las personas que viven en estas zonas de sacrificio”, añade.

Para ambas comunas rige un Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) para material particulado grueso (MP10), que fue aprobado en 2017.

Al respecto, el jefe de la División de Calidad del Aire del Ministerio de Medio Ambiente, Marcelo Fernández, afirma que “ambas ciudades no tienen superación de norma de Material Particulado 2,5 y tampoco de dióxido de azufre”. Agrega que en esas comunas “se ha producido una reducción significativa” de este último contaminante debido a la aplicación de la nueva Norma de Emisión para Termoeléctricas que data de 2013.