La historia que omitió el gobierno tras la polémica detención del ex Seremi de BBNN de Antofagasta

Carabineros aseguró que evitó identificarse y que intentó huir del primer control.

0

Son tantos los detalles que omitió el gobierno regional de Antofagasta respecto a la detención del ahora ex Seremi de Bienes Nacionales que al contrastar esa versión con lo que realmente ocurrió, parecerían dos operativos completamente distintos. Sin embargo, no lo son.

Para entrar en esta historia primero debemos ir a la versión oficial del gobierno regional difundida a los medios de comunicación. En ella explicaban que el vehículo particular que conducía el ahora ex Seremi de Bienes Nacionales, Omar Farías, había sido objeto de un control preventivo en el sector sur de la ciudad. En ese momento, al ser sometido al alcotest por parte de Carabineros, arrojó positivo generando que el Intendente Marco Antonio Díaz le solicitara su renuncia. Eso, como decimos, es la verdad oficial, pero que omite datos claves que sí informó Carabineros. 

Lo que no contó el gobierno

Carabineros tiene una historia muy distinta a la planteada por el gobierno regional. En ella, especifica que el entonces seremi no solo evitó identificarse al momento del control sino que para ello tampoco entregó los documento que así lo permitieran como su carnet de identidad o su licencia de conducir. Y lo peor vino después.

La institución asegura que los efectos del alcohol en el rostro de Farías eran evidentes. Ante esto, el Carabinero se dispuso a tomar el alcotest, sin embargo -dato que omitió el gobierno- este se habría negado a hacerlo, y además hizo caso omiso a la solicitud que se detuviera a un costado del camino para posteriormente escapar del lugar siendo alcanzado tres cuadras más adelante. 

Al momento de medir los grados de alchol  del entonces Seremi, según fuentes de Timeline.cl, este habría arrojado 1.45 aproximadamente. Es decir, conducía en estado de ebriedad como lo confirma el audio del mayor Alvaro Muñoz Comisario de la 3a Comisaría de Antofagasta.

Farías ahora responderá ante la justicia por este hecho, mientras que ya se vio afectado en su cargo, del cual fue removido por parte del Intendente. Siendo este último dato uno de los pocos que se ajustan a lo que ocurrió realmente con esta nueva baja del gabinete regional.