Comercio de Antofagasta enfrenta grave crisis económica tras estallido social

Cámara de Comercio Antofagasta advierte que el cerrar temprano ha provocado que las ventas bajen en un 70%

Plaza Sotomayor
Foto: Fabiola Riveros

Diversos lugares del centro de la ciudad se han transformado en puntos de encuentro para las manifestaciones que se han realizado tras la crisis social por la que atraviesa nuestro país, siendo la plaza Sotomayor, actualmente llamada “Plaza de la Revolución”, el lugar con mayor convocatoria.

Sin embargo, esto ha generado efectos negativos en locatarios del sector quienes se han visto afectados por diversas situaciones que han ocurrido en la el lugar: enfrentamientos entre manifestantes y Carabineros, saqueos e incendios que se han registrado en distintos puntos del centro de Antofagasta, obligando a los comerciantes a tener que cerrar más temprano sus puertas por seguridad de sus trabajadores.

Cabe mencionar que la plaza Sotomayor terminó su remodelación el 17 de octubre de este año -dos días antes del comienzo del movimiento social en la ciudad- tras tres años de retraso en su entrega, situación que también afectó a los comerciantes del sector.

Esta situación ha provocado que las ventas se vean afectadas, según manifiesta el presidente de la Cámara de Comercio de Antofagasta, Antonio Sánchez. “El principal daño en términos económicos por falta de actividad económica por no poder trabajar. En términos generales, hay algunos comerciantes donde sus ventas han bajado un 70% por ciento, otros que han cerrado sus negocios, otros que en algunas horas han podido hacer algo”, enfatizó.

Comerciantes afectados

Desde «Calzados Paola» ubicados en el paseo Matta a un costado de la plaza Sotomayor, indican que se han visto afectados por la situación. “El hecho de que tengamos que cerrar temprano y reforzar las cortinas para evitar saqueos, han provocado que las ventas bajen en un 60%, lo cual nos ha llevado a reducir el personal. Lamentablemente una baja de esta índole, pasa la cuenta”, indicó Marcelo Hurtado, encargado de local de la tienda.

En el caso de la peluquería “Virgo”, ubicada frente a la plaza, han optado por abrir a las 8 de la mañana, pues aseguran que en la tarde no hay clientes por temor e inseguridad. Esta medida ha contrarrestado los días que se ha cerrado más temprano y la baja presencia de clientes en el local.

Para Angélica Gutiérrez, artesana y comerciante de un local de la feria que se encuentra en la plaza, sostiene que se ha visto afectada en las ventas. “Me preocupa porque uno vive de lo que vende en el día. Aún así, vengo a trabajar todos los días, venda o no, pues todo sirve”.

Además, se refirió a que en ocasiones han tenido que cerrar los locales rápidamente por los desordenes y la presencia policial en las manifestaciones, indicando que en situaciones no ha alcanzado a cerrar su local por priorizar su seguridad en esos momentos.

Complejo escenario para el comercio que viven uno de sus peores momentos en décadas y cuyos coletazos podrían afectar directamente al desempleo si tenemos en cuenta que de acuerdo a las últimas entregas del INE es precisamente este sector el que genera mayor cantidad de trabajos en Antofagasta.