CORE aprobó recursos para restaurar Basílica Corazón de María

El año 2020 se inician estudios para iniciar conservación integral del templo. 

Un proyecto por $226 millones para ejecutar el diseño de las futuras obras de remodelación de la Basílica Corazón de María de la ciudad de Antofagasta aprobó el Consejo Regional, CORE, en su última sesión de pleno. La idea es que el trabajo de la consultora se inicie en el segundo semestre del año 2020, concluyendo a fines de septiembre del año 2021.

La Consejera Regional y Presidenta de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología Andrea Merino expuso en el pleno del CORE que este proyecto se incluye dentro de la cartera de Puesta en Valor del Patrimonio del F.N.D.R. y responde a la urgente necesidad de restaurar un edificio emblemático que presenta un evidente estado de deterioro y que es identificado como un inmueble de conservación histórica de la comuna de Antofagasta. Agregó que se trata de un estudio que involucra una superficie superior a los 1.150 metros cuadrados, incluyendo el templo y la capilla mortuoria.

Comité

El integrante del Comité de Restauración de la Basílica Corazón de María, Carlos Sepúlveda agradeció el apoyo financiero del Gobierno Regional para efectuar el estudio y del Ministerio de Obras Públicas y su Dirección de Arquitectura que formuló el proyecto presentado al CORE. Agregó que se trata de un proceso que se inició hace ya cinco años. “Tenemos mucha alegría por la aprobación de los fondos y los recibimos con la humildad de toda una comunidad que trabajó para restaurar su basílica”, reseñó.

Equipo técnico

La Directora Regional de la Dirección Regional de Arquitectura del MOP, Amanda Vásquez explicó que el proyecto considera la contratación de un diseño de restauración de un templo ícono para la ciudad de Antofagasta de arquitectura romana bizantina, cuya construcción se inició el año 1913, concluyendo el año 1928. Agregó la consultoría, que tiene un plazo de 559 días para concluir el estudio, incluye la contratación de un equipo compuesto por arquitectos, ingenieros, arqueólogos, historiadores biólogos y restauradores, entre otros.

Asimismo, indicó que el proyecto incorpora análisis de laboratorio, estudios de escáner, levantamiento topográfico y cálculo de los daños que presente hoy el recinto. “Se trata del primer análisis profundo de la estructura del templo, sus ornamentos y cúpulas, como también de todos elementos que le dan valor patrimonial a la basílica que forma parte de la historia de Antofagasta”, expresó la arquitecta.