Ley de Fármacos 2: adelantan conformación de Comisión Mixta

El tema controversial a zanjar es la modificación al Código Sanitario para regular los medicamentos bioequivalentes genéricos y evitar la integración vertical de laboratorios y farmacias.

Los senadores reconocieron divergencias respecto a varios temas aprobados por los diputados. En una próxima sesión deberán votarse temas controversiales, como el mecanismo que se usará para fijar los precios máximos de comercialización por parte de las farmacias.

Temas controversiales

Definir qué aspectos rechazarán de los cambios introducidos por la Cámara Baja, para luego permitir la conformación de una Comisión Mixta, fue el acuerdo al que llegaron los integrantes de la Comisión de Salud respecto al proyecto que modifica el Código Sanitario para regular los medicamentos bioequivalentes genéricos y evitar la integración vertical de laboratorios y farmacias.

La norma en tercer trámite más conocida como ley de fármacos 2, volvió al Senado donde los parlamentarios optaron por imponer el criterio del primer trámite en algunos aspectos aprobados. Preliminarmente se habló de revisar el mecanismo que fijará los precios máximos de los medicamentos y la fiscalización asociada, volver a incorporar la exención del Impuesto al Valor Agregado (IVA) respecto a la importación de tejidos y la obligación de la bioequivalencia.

La Comisión escuchará en los próximos días una serie de actores que solicitaron audiencias en el marco de esta propuesta. Entre éstos se encuentran las asociaciones de químicos farmacéuticos, de laboratorios farmacéuticos, de visitadores médicos, de dispositivos médicos y de los proveedores de la salud. También hicieron esta petición la corporación Politopedia (que vela por la veracidad de la información relativa a estudios) y la Cámara de Innovación Farmacéutica.

En la última sesión, los congresistas junto al Ministro de Salud, Jaime Mañalich revisaron los temas más controversiales y coincidieron en la pertinencia de apurar su tramitación de manera de poder aplicar la ley desde el 31 de enero de 2020.

Fijación de precios: el Minsal reconoció ser partidario de la conformación de un observatorio internacional de precios, cuyas recomendaciones se usarían para definir una propuesta concreta de banda de precios (un mínimo y un máximo de utilidad que podrán aplicar las farmacias) Los parlamentarios comentaron el éxito que han tenido las licitaciones para implementar la ley Ricarte Soto que se basa en los valores internaciones a los que se transan medicamentos e insumos.

Bioequivalencia: se entiende por ésta que los medicamentos genéricos y similares que se comercializan en el país tienen la misma calidad, eficacia y seguridad que el medicamento original en su comportamiento clínico. Al respecto el Minsal insistió en que este tema no está en este proyecto e informó que por decreto se aumentó el número de principios activos con bioequivalencia demostrada y se está exigiendo a las farmacias disponer de un petitorio mínimo de remedios bioequivalentes por principio activo para garantizar intercambiabilidad.

Importación de células madres y tejidos: el Minsal reconoció que en el segundo trámite se eliminó la idea de eximir del IVA a las células madres y tejidos que sean importados al país. El ministro se comprometió a reponer la idea que ha sido impulsada por la senadora Carolina Goic y que busca beneficiar a personas naturales y jurídicas. De hecho hace algún tiempo se aprobó un proyecto de acuerdo que busca aumentar lo permitido para importar considerando el alto valor de los fármacos e insumos.

Denominación Común Internacional (DCI): los parlamentarios son partidarios que el médico deba prescribir un fármaco según su DCI, es decir, considerando su principio activo. Esto porque en la actualidad, la receta cita al medicamento de marca que es el más costoso.