Luis Núñez: «Con un sueldo fijo mejoraría la calidad del transporte público en Antofagasta»

Siempre son objeto de críticas pero pocas veces se conoce la realidad de las condiciones en las cuales trabajan. Contratos diarios, sin seguros de accidente y con autoridades haciendo vista gorda a sus condiciones laborales son parte de un círculo vicioso que por años ha funcionado en el TransAntofagasta. Así lo asegura Luis Núñez, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores conductores de Chile, quien conversó con Timeline.cl los detalles poco conocidos de este rubro a nivel local.

Siete de cada diez conductores del transporte público local tiene un contrato de trabajo por «el mínimo», pero que en la práctica es ficticio. «No existe un pago de sueldo propiamente tal porque los conductores sacan un auto pago respecto a la cantidad de pasajeros que llevan y del total de ese dinero sacan el dinero del petróleo, la cuota pactada con el empleador y de lo que sobra es lo que le queda al conductor como sueldo», explica Núñez.

¿Y el otro 30%? Simple, operan bajo un sistema de contratos diarios, los cuales comienzan en la mañana y terminan al entregar la máquina a su dueño. Esto implica que no existe obligación del empleador de citarlo al otro día. «Lo bajaban cuando querían, y como era un contrato civil entre dos partes el conductor no podía reclamar en tribunales de trabajo porque no tenía una relación laboral con contrato».

Esta realidad es la que están queriendo cambiar en líneas como la 119, donde -según el dirigente- el 99,9% tiene contratos diarios, los que estarían a punto de cambiar a contratos de trabajo «por el mínimo» luego de semanas de movilizaciones.

  • ¿Hay otras líneas que mantengan el sistema de contrato de arriendo diario?
  • Sí, la línea 121 en un porcentaje bastante alto cercano al 80%, la línea 111 con cerca de un 40% y la línea 102 que hay como un 40 a 50%.
  • ¿Esta lucha con la línea 119 puede marcar un precedente con lo que pueda pasar con las otras líneas?  
  • Sí. Ya escuché de forma extraoficial que las otras líneas van a empezar a hacer contratos de trabajo también.
  • ¿Cuánto se debiera pagar durante el día al dueño de una máquina?
  • Mira, hay cuotas que parten desde 60 mil y otras que terminan en 90 mil. Y el petróleo depende del tipo de máquina y el recorrido pero van entre 10 y 12 mil pesos de gasto por vuelta, calculando unas cuatro vueltas llegas a 50 mil pesos. A eso se suma los 90 mil del empleador.
  • ¿Cuánto puede quedar para cada chofer?
  • Antes de la crisis social, los conductores podían estar llegan a ganar entre 40 y 60 mil pesos diarios dependiendo de la fecha y línea. Pero ahora con la crisis muchos colegas se estaban yendo sin ningún peso porque estaban trabajando tres vueltas y algunos empresarios no bajaron las cuotas. Luego logramos que estos entendieran y las bajaran. Ahora están entre 20 y 25 mil pesos diarios y por lo caro que es esta ciudad la gente trabajaba solo para pagar el arriendo. En octubre fue peor, no alcanzaba ni para eso pues nosotros vivimos del trabajo diario.

Perímetro de exclusión

La principal apuesta para que mejore la situación de los conductores y también de los usuarios del TransAntofagasta es el llamado «perímetro de exclusión», el cual debiera implementarse a nivel local en un año más pero que ya se está probando en algunas zonas del sur del país y propiamente tal en Santiago.

  • ¿Qué es el perímetro de exclusión?
  • Es un sistema similar al TranSantiago donde la tecnología va a empezar a llegar y se va a comenzar a trabajar con cobradores automáticos. También el cambio es que ya no van a ser los empresarios individuales los que tengan contratada a la gente sino que serán empresas. Pues hasta ahora son empresarios particulares que tienen contratado a los conductores.

Una de las características del nuevo sistema es que buscaría ampliar la frecuencia de recorrido. Es decir, habría máquinas máquinas a partir de las 5 am hasta la 1 de la madrugada. «Vemos con buena cara el perímetro de exclusión pues podría obligar a las empresas a contratar a sus trabajadores como empresa. Y además tendríamos que entrar a trabajar con un sueldo fijo real. Porque si vamos a empezar a trabajar con las tarjetas BIP, que sería en un periodo de implementación de tres años, ya esa pecera va a morir, no va a haber un dinero sino un pago por tarjeta.

  • ¿Por qué tardo tanto la autoridad en regular todo esto?
  • Ojo, hasta el momento la autoridad se hace la desentendida. Lo que pasa es que siempre te tiran que es un problema entre privados y no se mete. La inspección del trabajo hace fiscalizaciones, cursa multas, pero cuando llegan a tribunales se caían porque la empresa pescaba a los mismos trabajadores que estaban amenazados y que podían perder el trabajo y terminaban diciendo que estaban súper felices con ese sistema. Hoy hemos puesto en la mesa que el problema está. Las autoridades siempre miraron para el techo.

El círculo vicioso

Núñez también hace una autocrítica. En sus más de veinte años como dirigente, plantea que el único lugar donde cambiaron las cosas fue en Santiago donde se les paga un sueldo mensual a los conductores del transporte público. Pero esto no quita que en la capital sigan luchando por aspectos tan básicos como derecho a baños y otras condiciones básicas.

Esto se debe a que la autoridad de Transporte que maneja los contratos directo con los empresarios, «no les interesa lo que pasa con los conductores. Claro, dicen que el problema lo debe ver el ministerio del trabajo, pero este último choca porque si quisiéramos establecer el horario de trabajo de los conductores de Antofagasta, a las cinco de la tarde no tendríamos ninguna micro y ese es un problema para la ciudad. Entonces ahí es donde chocan», aclara el dirigente.

A lo que continúa explicando que como «los conductores ganan por pasajero llevado y no tienen un sueldo tampoco les conviene trabajar medio día, entonces confabula esto donde hemos permitido que esto sea un sistema perverso porque se está jugando con el ingreso diario.

  • ¿Con un sueldo fijo real mejoraría la calidad del transporte público?
  • Sí, ese es el fin. Hoy tenemos los reclamos de los escolares, adultos mayores, que estamos corriendo. Cuando tú tengas un sueldo fijo vas a entregar un servicio, vas a cumplir los horarios que se establecen, vas a parar en los paraderos establecidos y no vas a tener la presión que si no llevas pasajeros durante el día, no vas a tener plata para la casa. Se supone que debería mejorar todo el servicio.